Perrito de 14 años de edad busca un hogar en el que pueda tomar siestas de 9 horas como mínimo

Los perros adultos son más delicados en esta etapa de su vida y requieren de mucho esfuerzo para realizar actividades sencillas, al igual que ocurre con un humano en su vejez. No obstante, los animales también merecen una vejez digna y nada justifica su abandono.

Esto fue lo que sucedió con un pobre perrito llamado Eric que fue abandonado cruelmente. Hace unos meses, el humano de Eric lo llevó a casa de un vecino y nunca regresó para buscarlo. Abandonado y solo, el perro de catorce años fue entregado a la RSPCA en donde espera un nuevo hogar que lo ame.

Eric es un perro mayor, por lo tanto, disfruta de la vida a un ritmo más lento. De vez en cuando tendrá una adorable tarde de juegos, pero en su actividad favorita en todo el mundo es dormir.

Después de una vida larga y agitada, Eric realmente valora sus horas de sueño durante su vejez, insiste en dormir por lo menos nueve horas todas las noches e incluso pasa acostado la mayor parte del tiempo solo para asegurarse de que esto suceda.

“A él le gusta estar en la cama a las 10 pm y no se levantará antes de las 7 am. Además, disfruta de una larga siesta por la tarde. Prefiere dormir en lugares fríos cerca de las puertas porque tiene un pelaje esponjoso”, dijo Deborah Satchell, gerente del centro de Danaher Animal Home de RSPCA, en un comunicado de prensa.

A pesar de su afinidad por dormir, Eric continúa amando a los humanos y no tiene objeciones a las largas sesiones de abrazos o incluso a tomar una siesta con alguien que desee acompañarlo. Es el compañero perfecto y sus amigos en el refugio saben que será el mejor amigo para una familia afortunada.

“Ama sentirse querido y lo que más le gusta es que le rasquen la espalda y las orejas”, dijo Satchell.

Si bien Eric ama a otros perros, necesita un hogar sin gatos o niños pequeños. Es sordo en este punto de su vida, por lo tanto, puede sentirse un poco nervioso si se le aborda de manera incorrecta, necesita una familia que lo comprenda. También le gusta pasear y ver el mundo antes de regresar a casa para tomar su debida siesta y un abrazo de sus personas favoritas.

RSPCA

Eric estaba teniendo dificultades para manejar la vida en el refugio, por lo que actualmente se encuentra en un hogar de acogida, donde tiene mucho espacio para relajarse y descansar. Sin embargo, dado su avanzada edad, la RSPCA espera encontrarle un hogar lo más pronto posible para que pueda disfrutar de sus años dorados.

Esperamos que este hermoso perrito pueda encontrar muy pronto el hogar que tanto merece y pueda tomar una merecida siesta junto a alguien que lo ame para siempre. Nuestros mejores deseos están con él.

¡Comparte esta emotiva historia con todos tus amigos y ayudemos a Eric a encontrar un hogar!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!