Perrito anciano de 14 años atado dentro de una bolsa de basura ladró lo más fuerte que pudo

Hay personas que con un sencillo gesto son capaces de salvar la vida de un animalito. Una llamada a tiempo, un poco de comida, algo de agua… ¡Simplemente abrir las puertas de casa para que ese animal pase la noche y luego buscarle un lugar mejor!

Pero así como narramos cada día las historias de estos héroes maravillosos que hacen de centenares de perros y gatos en todo el mundo mascotas felices, con derecho a una segunda oportunidad, también podemos contarte de personas cuyo comportamiento es sencillamente repudiable.

El perrito fue arrojado en la basura dentro de una bolsa

Estamos hablando de personas crueles, capaces de hacer de la vida de perros y gatos un verdadero martirio. No solo les privan de amor, de cuidados y de respeto cuando los tienen consigo, otros los abandonan a su suerte en las calles, a veces en las peores condiciones posibles.

La historia de Spillo va de esto… Va de un animalito que cuando no podía estar peor, se topó en su camino con seres crueles que quisieron llevar su infortunio mucho más allá…

¡Como si ya no tuviese bastante el pobre animalito!

En primer lugar Spillo es un perrito de 14 años de edad, por lo que ya es considerado un perro mayor y por lo tanto, con sus múltiples limitaciones. A su edad, merece no solo respeto, también cuidados especiales y un amor incondicional, pero nada de eso ocurrió.

El perrito fue encontrado atado en una bolsa y arrojado a la basura en el suburbio de S. Basilio en las afueras de Roma, según informó el periódico italiano La Stampa. Spillo, pudo perforar la bolsa para respirar y ladrar pidiendo ayuda.

Ahora Spillo tiene a dos nuevos hermanitos caninos

Afortunadamente, algunos transeúntes escucharon los ladridos y llamaron a la policía. El perro traumatizado fue acogido por voluntarios de Animalisti Italiani que lanzaron una campaña en línea en las redes sociales para ayudar a encontrar al perro amoroso un hogar para siempre.

¡Y la campaña para ayudar al “dulce Spillo” tuvo éxito cuando una familia que vivía en Fiumicino, cerca de Roma, decidió adoptarlo!

¡Domenico y Giulia, junto con sus hijas Alessandra y Clara, le han dado al perro una segunda oportunidad en la vida muy merecida y un lugar especial en su sofá!

Cuando todo parecía haber acabado, la vida floreció para Spillo

“A partir de hoy, Spillo vivirá amado y respetado en compañía de otros dos hermosos perros llamados Pinin y Bella y con un gato llamado Mirto”, dijo la familia. ¡Asombroso!

Si te indigna que casos como estos sigan ocurriendo en el mundo, comparte esta noticia, que aunque tuvo un final feliz, sirve para hacer reflexionar a otros.

Más noticias sobre: