Perrito anciano con las patas más cortas simplemente no consigue un hogar, siempre lo devuelven

Cada mascota tiene un atractivo que los hace únicos y esta no es la excepción. Duke es un perrito muy tierno y especial que tiene sus patitas muy cortas; con sus ojos tan conmovedores y expresivos logra enternecer a cada persona que lo ve.

Pero lamentablemente hay un gran problema, ya que por su elevada edad ha costado conseguirle una familia que logre acogerlo. Aunque Duke luce muy sano y además tiene un excelente porte, no ha logrado estabilizarse en ningún hogar.

Su mirada le rompe el corazón a cualquiera

Hasta el día de hoy, muchas personas están haciendo todo lo posible por conseguir un hogar donde Duke y sus nuevos dueños logren sentirse a gusto. El historial de visitas a los refugios que ha dado comenzó justo después de que logró sobrevivir a un terremoto que afectó a la ciudad de Christchurch, en Nueva Zelanda.

Aunque salió con vida de aquel terrible acontecimiento, el pobre no logró conseguir a su familia; desde ese momento toda su vida ha cambiado. Cuando lo encontraron aún era un perro muy joven, pero con muchos golpes y heridas, como consecuencia del terremoto.

El devastador evento dejó terribles destrozos

Duke, junto a un grupo de perros, fue enviado a Auckland, muy lejos de Christchurch, al otro extremo del país para ser precisos. Tras su reubicación, el pequeño perrito se ha intentando integrar a varias familias. Pero, lamentablemente, no ha logrado quedarse en ninguno de estos hogares.

Al cabo de un largo tiempo, Duke fue trasladado a un refugio público, en el cual no se sabía cuánto tiempo iba a permanecer, pues todo apuntaba a que el pobre perrito iba a pasar el resto de sus días solo y sin nadie que lo quisiera.

Nadie lo estaba buscando y los números de contacto en su placa no eran atendidos

El hecho de que ninguna persona haya ido a preguntar por Duke, y tampoco haya sido reportado como desaparecido, no facilita la tarea de conseguirle un hogar. Ha pasado ya tiempo y ha sido llevado con varias familias, pero con la mala suerte de que siempre lo retornan al refugio.

Pero un gran día, surgen nuevas esperanzas cuando una mujer, llamada Van der Plas, encontró una foto de Duke mientras navegaba en la web. Ella se conmovió tanto al ver su imagen, que planificó cómo retornarlo a su lugar de origen.

El pobre perrito había sufrido ya por mucho tiempo

Van der Plas, conjuntamente con sus amigos del Chained Dog Reabilitation & Rehoming, organizó el retorno de Duke y tras este arduo trabajo, por fin Duke pudo volver a Auckland.

Van der Plas se siente muy feliz, ya que está muy segura de haber hecho lo más adecuado al retornarlo a su lugar de origen. Tras conocer a esta hermosa criatura, ella se ha sentido muy feliz de haber pasado tiempo junto al perrito y comenta que él tiene una personalidad muy dulce.

Por suerte la ayuda llegó

También ha mencionado que es un perro muy feliz, y gracias a su simpatía ha ganado gran popularidad. Muchos hogares le han ofrecido una casa de retiro, según lo ha dicho Van der Plas. Ella siempre les ha aclarado que es un perrito con un pequeño tamaño, incluso las fotos lo hacen ver un poco más grande que su tamaño real.

Esta mujer nunca ha cesado sus esfuerzos por buscarle un hogar al pequeño Duke, pues después de todo lo que ha vivido, es lo mínimo que merece tras tantos años de incertidumbre.

Aún falta encontrarle el hogar que tanto ansía, pero al menos ya está fuera de un refugio

Christchurch Bull Breed Rescue

La familia que decida darle un hogar a Duke no se arrepentirá, ya que este pequeño tiene mucho amor para retribuirle a las afortunadas personas que le abran sus puertas y su corazones.

¡Comparte esta historia con otras personas para que conozcan a este adorable perro que aún sigue en busca de su hogar soñado en donde al fin podrá entregar todo el amor que le queda por dar!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!