Un perrito que se escabullía en una tienda para robar un unicornio de peluche consigue un hogar

Un peluche de unicornio captó la atención de un perrito que se moría de ganas por convertirlo en su mejor compañero.

No solo los niños miran tras una vitrina deseando un juguete. Los perritos son criaturas adorables que les encanta divertirse, y tienen una predilección por los juguetes.

Y un perrito de la calle lo dejó evidenciado en una juguetería, a diario se introducía sigilosamente y lo que hacía enterneció a los usuarios de las redes sociales.

peluche

Sisu, un hermoso perro color café de aproximadamente un año de edad que vivía en condiciones de calle, casi todos los días iba a la tienda Dollar General, de Kenansville, en Carolina del Norte, Estados Unidos.

Se dirigía a la sección de peluches, que tanto le encantaban, y siempre tomaba un mullido unicornio de color morado.

El personal de la tienda miraba con ternura cómo el animalito iba directo en busca del felpudo unicornio.

Lo sorprendente es que no lo hizo solo una vez sino cinco, pero como es de esperarse no pudo obtener lo que ansiaba y sus traviesos ojitos reflejaban la tristeza.

En vista de los persistentes y reiterados intentos por obtener lo que quería, el personal del establecimiento se vio obligado a informar a Control Animal para que tomara cartas en el asunto.

Una agente de Control Animal del Condado de Duplin se presentó al lugar para encargarse del animalito y llevarlo al refugio, y así evitar que siguiera tratando de llevarse al deseado unicornio.

Pero cuando estuvo frente a Sisu no pudo con su carita peluda que era realmente un poema.

Lane, que lleva trabajando en el refugio de animales nueve años, cuenta que no pudo evitar enternecerse con la mirada del perro al ver su peluche.

No lo dudó ni un segundo y terminó comprándole con su propio dinero el unicornio morado al perrito para que tuviera compañía durante su estancia en el refugio.

De inmediato, se lo llevó al refugio donde sería cuidado y protegido mientras se iniciaba el procedimiento para encontrarle una familia que le de un lindo hogar.

“Esto es lo que sucede cuando entras en el Dollar General constantemente para robar el unicornio púrpura que querías.

Pero luego llaman a Control de Animales para que te encierren por tu allanamiento de morada y hurto, pero el agente compra tu artículo para ti y lo lleva contigo”, publicó el refugio en su cuenta de Facebook.

Los representantes del centro de protección de animales incluyeron en su publicación una breve descripción de Sisu, su edad y su peso.

Mencionan que es muy amable, expresivo y obediente con las personas, aunque con los demás perros no solía ser muy sociable.

También sabe tumbarse, sentarse, sin dejar de aludir a su consabido gusto y predilección por los unicornios.

peluche unicornio

“¡Qué animalito tan encantador!, merece ser amado. Ojalá encuentre pronto gente que se lo quiera llevar a casa”, expresó un emocionado usuario.

Los deseos fueron cumplidos, la nota sobre Sisu donde se veía feliz con su unicornio hizo que muchos desearan adoptarlo.

Sisu y su morado compañero ya están a la espera de que la familia que se interesó en él los recojan para llevarlos juntos a su nuevo hogar.

Joe, trabajadora del refugio de Duplin County Animal Services contó que han recibido miles de llamadas para adoptar a Sisu y a su unicornio de peluche.

Según, ya ha aparecido un candidato ideal para convertirse en la familia del noble y dulce perro.

Así que Sisu irá a su nuevo hogar con su amado peluche de unicornio

Mientras que, Crystal Luce, una representante de la tienda en la que el perro se enamoró del peluche informó que decidieron enviar como obsequio un lote de varios unicornios morados adicionales a quien adopte a Sisu.

También enviarán un regalo de agradecimiento a Lane, la oficial de control de animales, y una donación de alimentos para las mascotas que están en Duplin County Animal Services.

La historia de este tierno perrito cautiva el corazón de todos los que amamos a los animales y esperamos que todos sean amados y protegidos como se merecen, durante toda su vida.