Un perrito se convierte en el centro de atención el día de la boda de sus padres

Sin duda alguna, todos soñamos con el hermoso día de nuestra boda: usar un largo vestido blanco o un traje impecable, tener una ceremonia inolvidable, sellar con un beso apasionado nuestra promesa de amor eterno y que todos nuestros seres queridos sean testigos de ese momento inolvidable, incluso aquellos que andan en cuatro patas y que pueden robarse el protagonismo de cualquier evento con su singular carisma.

Esto fue lo que sucedió recientemente a Jayce Conway cuando su perrito Boone se convirtió en el centro de atención en el día más importante de su vida, el día de su boda.

Durante la ceremonia, los invitados estaban conmovidos y enternecidos a causa del canino y sus ocurrencias, en lugar de estarlo por la feliz pareja que uniría sus caminos para siempre.

Desde que el hermoso perrito labrador retriever era un cachorro, él y Jayce han sido inseparables, convirtiéndose en el mejor amigo uno del otro.

“Básicamente, Boone va a todos los lugares conmigo. Se despierta conmigo a las 4:30 de la mañana, me acompaña al trabajo y después pasa todo el día en mi carrito de golf mientras manejamos por el campo”, dijo Conway.

Un año y medio después de que Jayce tuviera a Boone, el hombre encontró a una grandiosa mujer, llamada Angie Blumberg, con la que mantendría un noviazgo de 5 años hasta que por fin se animó a pedirle matrimonio. Angie compartía tiempo con el perrito y pudo descubrir que es extraordinario.

“Ver a Jayce cuidar tan bien de este perro fue parte de lo que me hizo enamorarme de él. Hemos sido una pequeña familia. Boone es mi amigo”, dijo Blumberg.

Cuando la joven pareja estaba planeando su boda en Big Sky, Montana, sabían que Boone tenía que participar de alguna manera. La primera opción fue que llevara los anillos, pero Jayce tuvo un sueño en el que el perrito corría hacia el río con los anillos y decidió que solamente posaría para las fotos.

Lo que nadie sabía era que Boone se robaría la atención del evento con sus peculiares poses. Durante la ceremonia, Boone estuvo al lado de Conway, pero después decidió rodar por la hierba.

“Fue durante la oración de apertura. Boone estuvo del lado de Jayce durante la oración, después se movió hacia adelante, se tendió frente a nosotros y decidió rodar por la hierba”, dijo Blumberg.

Todos los asistentes se rieron del perrito, incluso el pastor. Aunque su padre humano piensa que todo se debió a que habían bañado a Boone la noche anterior y no le gusta estar tan limpio.

“El pastor estaba tratando de leer la oración sin reírse. Yo intentaba mantener mi compostura, luchaba por no reírme”, mencionó Conway.

Todas las escenas graciosas de Boone en la boda de sus padres fueron capturadas por el fotógrafo Chris Davis, quien compartió las fotos en un grupo privado de Facebook. No obstante, al día siguiente las imágenes se encontraban en KSDK noticias y el resto es historia, todo el mundo compartió el sorprendente photobomb.

Este insólito acontecimiento nos demuestra lo especiales que son los animales en nuestra vida. Más que mascotas, se convierten en miembros imprescindibles de nuestra familia que no pueden faltar en los momentos más importantes, tal como el día de nuestra ansiada boda.

¡Comparte esta increíble historia con todos tus amigos e incluye a tus mejores amigos peludos en todos tus planes!

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!