Perrito consuela a su hermanita para que deje de llorar llevándole su juguete favorito

La empatía es el alma de los caninos. Este perrito consuela a su hermanita humana con mucho cariño y dedicación. Cada vez que la bebé recién nacida llora, él va directo a donde esté para calmarla llevándole su juguete de peluche favorito.

El perrito se convirtió en el centinela de su hermanita

perrito consuela hermanita llevándole juguete favorito

Se trata de Tommy, un perrito de raza Dóberman, demasiado gentil y protector de todos los miembros de su familia. Sin embargo, desde que sus padres humanos, Nick Elliot y su esposa Haley, trajeron al mundo a la pequeña Macie, Tommy no la deja ni a sol ni a sombra.

Haley fue dada de alta del hospital a inicios del mes de julio pasado. Nick y ella estallaban de emoción con la buena nueva. Pero, además, estaban muy entusiasmados y expectantes sobre cuál sería la reacción de Tommy, de dos años de edad, al ver a la nueva integrante de la familia.

Aunque, toda su vida ha sido un regalo de amor y de lealtad para sus padres. Tommy jamás ha devuelto algo más que no sea la pureza de su alma. Es su naturaleza. El perrito siempre ha sido así.

Entonces, más allá de la aprehensión de Nick y de su esposa, ambos sabían de lo cariñosa que es su mascota. Tommy no tendría por qué actuar de otra forma en el instante de su encuentro con Macie.

“Lo hemos tenido con familiares, amigos y niños en el pasado. Todo su carácter cambia. Se pone a su nivel y simplemente se acuesta con ellos, dejándose acariciar. Es tan gentil y cuidadoso. Debe ser su instinto natural”, dijo Nick.

Y no se equivocaron con aquel presentimiento. Por suerte, en esa primera mirada cruzada entre el perro y la bebé, ocurrió lo que todos esperaban.

Fue amor a primera vista.

Previo a la presentación oficial, Nick y Haley tomaron en brazos a Tommy y lo acomodaron en un sofá. Posteriormente, lo fueron acercando poco a poco y dejaron que oliese curioso la ropita de la bebé. Finalmente, Macie y Tommy se conocieron.

“Trajimos a Macie y, naturalmente, fue muy curioso y gentil”, añadió Nick.

Desde su primera reacción, se pudo evidenciar que el canino había dado el visto bueno a su nueva hermanita para siempre. Apenas la vio quiso abrazarla y estar cerca de ella. Sin embargo, Macie era tan delicada y tierna, que Tommy no se atrevía a tocarla.

Desde ese primer día nació una mágica relación entre ambos. Pero, además, aumentó el vínculo de amor en familia. Lo que nunca imaginaron Nick y su esposa era que Tommy iría aún más allá.

Tommy se convirtió en el perro centinela de Macie, siempre a su entera disposición. Como todos los bebés, la pequeña llora con frecuencia, y es solo Tommy quien la calma.

A la hora del biberón ocurrió un hecho sorprendente. Al escuchar el llanto de la pequeña, Tommy corrió veloz y tomó un osito de peluche en su hocico. Lo colocó al lado de la recién nacida y ella sonrió tranquila y feliz.

“Solía ​​hacer un pequeño gemido triste cuando ella lloraba durante los primeros días, pero ahora se ha acostumbrado a todos los nuevos sonidos y olores. Pasa con regularidad y la revisa, menea un poco la cola si ve que Macie está bien”, aseguró la madre.

La acción había pasado desapercibida por Nick y su esposa. No sabían en un principio cómo fue que llegó el juguete. Fue la cámara de seguridad instalada en la habitación de la bebé la que develó el misterio de esta hermosa acción.

Tommy es el mejor niñero del mundo. Hoy todos en la familia se sienten seguros, queridos y bien cuidados por este noble animalito, cuya entrega y bondad nos robó el corazón.