Perrito dejado en la carretera con su mandíbula rota besa desesperadamente a su salvadora

Aunque el hombre sea un ser pensante y por ende crear ser superior a otras especies, la verdad es que en ocasiones las mejores lecciones de vida no nos lo dan las personas.

Un gran ejemplo de bondad y perdón es el que ha dado el pequeño Otto, un perrito rescatado que pese a su historia no les guarda rencor a los humanos.

Aunque ahora es capaz de sonreír, su pasado no fue sencillo.

Este amiguito fue encontrado en una carretera de Greenville Carolina del Sur (Estados Unidos). Al parecer a Otto lo arrojaron desde un automóvil en movimiento junto a sus hermanitos y por ese motivo tenían algunas lesiones en sus pequeños cuerpitos. 

Quien sufrió más fue Otto pues en el impacto se quebró su mandíbula.

Además de lo aporreado que estaba la manada, los perros se notaban desnutridos. La fundación Greenville Humane Society se encargó del caso y mantuvieron a los peluditos en su refugio donde los atendieron y han seguido de cerca la recuperación de cada uno.

En el caso del pequeño Otto que fue quien recibió las peores consecuencias, el refugio compartió su caso para recaudar los fondos necesarios y poder cubrir su operación y tratamiento. Por fortuna, muchos amantes de los animales se sensibilizaron con su realidad y se unieron con pequeñas donaciones para que a la criaturita no le faltase nada.

El pequeño ha recibido mucho amor.

Recientemente, los seguidores de este caso quedaron maravillados con la mejoría que ha demostrado el perrito. En un vídeo compartido por la fundación en sus redes, se ve a Otto feliz, dando algunas lamidas a su cuidadora como forma de agradecimiento por todo el amor y ayuda que le brindan.

Pese al terrible abuso que pudo sufrir este amiguito decidió dejar todo atrás y está listo para escribir una nueva historia. Por esa razón, no se pone límites a la hora de demostrar el cariño y afecto que le guarda a cada una de las personas que lo están atendiendo.

El pequeñín no paraba de lamer a su cuidadora.

Los usuarios quedaron maravillados con tan tierno vídeo y resaltaron el buen corazón de Otto, quien decidió perdonar y no convertirse en un perrito rencoroso.

Todos sabemos que aún le queda un largo camino por recorrer antes de que pueda estar en adopción y quisiéramos que el perro tenga a una familia que realmente lo cuide y valore.

Mira este hermoso momento.

Mientras llega el momento de despegar a su nuevo hogar, Otto continuará bajo el cuidado de los voluntarios del Greenville Humane Society. Por su parte, sus hermanitos sí estarán en adopción con mayor prontitud ya que ellos ¡afortunadamente! No recibieron lesiones importantes.

Aunque los lastimen estas criaturas tienen un corazón enorme y siempre están listos para amar de nuevo. Comparte esta tierna historia y llena tus redes con el amor que Otto tiene para todos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!