Gravemente enfermo y aterrorizado, este valiente perrito se transforma sólo con un poco de amor

Las personas pueden pasar por momentos muy difíciles de superar, pero por fortuna, la mayoría cuenta con la ayuda de familiares e instituciones que les brindan apoyo y atención. Sin embargo, cuando un animalito se encuentra en problemas, suele estar en situación de abandono y sin ningún tipo de apoyo.

Afortunadamente, hay personas que han notado esta injusticia y se han encargado de fundar organizaciones para la protección de los animales, como es el caso de Shenandoah Shepherd Rescue, que abrió sus puertas en el año 2017 para proteger a los perros pastores. Una historia que ha marcado a una de las fundadoras del Shenandoah Sheperd Rescue, es la de dos hermanitos mestizos de raza Pastor Alemán llamados Blue y Roxanne.

Todo comienza cuando Blue y Roxanne fueron llevados a un refugio animal en Texas, Estados Unidos. Los perritos tenían solo 4 meses de edad, pero no contaban con la energía que caracteriza a los cachorritos de su raza. Extrañamente, ellos estaban atemorizados todo el tiempo y el nivel de desnutrición les provocaba pérdida del pelaje y agotamiento.

Al conocer su situación, Kaitlin Vázquez, cofundadora de Shenandoah Shepherd Rescue, decidió trasladar a los cachorros desde Texas hasta Virginia. Los hermanitos tuvieron que ir a varias clínicas veterinarias para valorar su salud y descubrieron que el pequeño Blue tenía parvovirus, una enfermedad mortal que ataca a los canes destruyendo su revestimiento intestinal. Pero además, vieron en él una característica que lo hacía muy especial, tenía heterocromía, es decir, sus ojos poseían un color diferente al otro.

“Hubo un momento en el que definitivamente Blue estaba muy enfermo, y no estábamos 100% seguros de que lo lograría”, comentó Vázquez sobre la salud del temeroso perrito.

A pesar de que ambos son hermanos y siempre estuvieron juntos, Roxanne no contrajo la enfermedad, así que inmediatamente fue enviada a un hogar de crianza para adaptarse a la vida en familia. Tristemente, Blue tuvo que estar dentro de un hospital veterinario por más de un mes con tratamiento continuo para salvarse de esa cruel enfermedad.

El pequeño Blue pudo recuperarse con éxito y rápidamente fue dado de alta en el veterinario. Sin embargo, la organización no encontraba un hogar de crianza que quisiera quedarse con él, pero una mujer llamada Julie Downer, se sintió muy atraída por la mirada heterocromática de este hermoso perrito.

Blue, al llegar a su hogar de crianza, estaba realmente asustado, le costaba socializar y huía de las personas. Por fortuna, encontró un lugar especial en el que podía estar en paz, junto al lavavajillas. Julie, con mucho amor y paciencia, logró que cada vez más el pequeño Blue accediera a compartir con los otros humanos y perros que se encontraban en casa.

Al poco tiempo, Blue se había transformado en un perrito amigable, dinámico y fiel, con una actitud excelente para la adopción. Julie encontró a la adoptante perfecta, y el pasado mes de Septiembre, Blue fue a su nuevo hogar permanente a recibir todo el amor que tanto merece.

Fue un final feliz para todos y esto sucede gracias al trabajo de muchos héroes anónimos que se encargan de cuidar a los más necesitados, dándoles una segunda oportunidad para una vida digna.

Shenandoah Sheperd Rescue

Tú puedes ser uno de esos héroes, donando, adoptando y compartiendo esta historia con tus amigos. ¡Toda pequeña acción es importante!

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!