Perrito incondicional no se separa de su amiga canina embarazada rogando que alguien la ayude

Un perrito es el ser más fiel e incondicional que puede existir, no solo con el hombre sino con los de su especie, e incluso con animalitos de especies diferentes. Ellos no hacen diferencia alguna cuando se trata de auxiliar al más necesitado y ofrecerles su pata amiga en los momentos más difíciles de la vida.

Solo basta que conozcamos a Murphy, un adorable peludito que estuvo siempre al lado de su amiga canina, una perrita pastor alemán llamada Marley que padecía moribunda al lado de la carretera.

El perrito jamás se apartó del lado de su compañera

perrito

El esponjoso y rojizo perrito permaneció al lado de su compañera durante horas, muchos transeúntes y conductores vieron a este par de peludos pero ninguno se detuvo a ayudarlos.

Marley se encontraba en malas condiciones, y su amigo parecía comprenderlo todo, por lo que permaneció sentado a su lado mientras llegaba la ayuda. Estaba decidido a no abandonarla, aunque fuera con su sola presencia le daba el apoyo y el consuelo que necesitaba.

No fue sino hasta que una rescatista recibió un mensaje en que le indicaban que había un perrito en terrible estado al borde de la carretera. Faith Easdale, rescatista de Dream Fetchers: Project Rescue, al respecto comenta:

«Marley estaba en terrible angustia, dolor y respiraba con dificultad. Ni siquiera estábamos seguros de si ella lo lograría”.

El incidente ocurrió en Moscoy, California, Estados Unidos

Cuando Faith y su compañero de rescate llegaron al lugar, no solo se encontraron con una perrita al borde de la muerte, sino con un perrito protector que se negaba a dejarla sola.

Murphy es el perrito que se negó en abandonar a su amiga en una situación tan difícil. Cuando lograron subir a la perrita convaleciente al auto, Murphy rápidamente también se subió y se acurrucó junto a Marley en el asiento trasero.

«Ella era muy pesada y difícil de mover, pero lo hicimos. Murphy no se marchaba de su lado en la calle».

No se tiene certeza del motivo de las fracturas pero los médicos sospechan que fue atropellada por un vehículo.

De la manera más tierna posible y como si supiera que estaban en las manos correctas, el perrito protector dejó caer suavemente su cabeza sobre la barriga de Marley.

Cuando llegaron al hospital le hicieron los exámenes necesarios, entre ellos una radiografía que reveló varios huesos rotos y una gran sorpresa que dejó a todos en la sala con sonrisa permanente.

Marley estaba embarazada de 11 cachorros.

Su fiel amigo permaneció con ella los primeros días después del rescate. Easdale pudo notar que ambos perritos lograrían sobrevivir por separado así que hizo lo posible para encontrarle un hogar. Por suerte, fue solo cuestión de días para que una familia se mostrara interesada.

Por su parte, la fuerte Marley logró dar a luz a sus 11 crías a pesar de la difícil situación en la que se encontraba. Sus dos patitas fracturadas no fueron un impedimento para que lograra amamantar a sus crías.

Todos los perritos disfrutan de hogares permanentes.

El proceso de recuperación de Marley fue lento pero logró sanar por completo. Hoy día es una perrita sana y agradecida que cuenta con una familia que la ama a ella sus cachorritos de manera incondicional.

Si bien su amigo protector no se encuentra cerca, estamos seguros que ambos guardan un sentimiento especial a pesar que no se puedan ver. Murphy es un bello ejemplo de amistad y fidelidad. Deseamos siga disfrutando de todo el amor incondicional que se merece, tanto o más como sus acciones hacia Marley.

La tierna reacción del perrito que solo quería proteger a su amiga de manera incondicional, debe inspirarnos a querer ser un poco más como ellos. En contraposición a todos los humanos que pasaron de largo. ¡Cuánto por aprender!