Perrito leal deambula por la antigua casa de su dueño con la esperanza de volver a encontrarlo

Si hay algo verdaderamente incondicional, es el amor de una mascota. Los perritos forman un nexo muy fuerte con sus humanos y aunque lleguen a separarse de ellos, se niegan a aceptar que los dejaron atrás.

Marlon es un hermoso perrito que durante años vivió junto a su dueño en una casa de Praia Grande, Sao Paulo.

Lamentablemente, todo cambió de un momento para otro cuando el hombre se vio obligado a mudarse.

En su nuevo lugar, el dueño de Marlon tenía prohibido tener animales, así que tuvo que decir adiós a su perrito. Acordó con un miembro de su familia para que lo cuidase y pensó que todo saldría bien.

Sin embargo, todo lo que Marlon quería era regresar a su antigua casa. Se escapó de su nuevo hogar y acudió a la casa de Praia Grande para esperar a su mejor amigo.

Algunos vecinos del lugar quedaron conmovidos al ver la lealtad del perrito pero otros no lo querían deambulando por la zona.

“Cuando alquilé la casa vi que el perrito estaba al frente. No se movía. No quería salir de mi puerta”, dijo Denise Corsi, la nueva inquilina.

Muchos intentaron alimentar al hermoso Marlon y lo invitaban a sus hogares para resguardarlo del frío.

Sin embargo, él estaba decidido a esperar en la puerta de la casa. Sabía que había nuevas personas viviendo allí pero las ignoraba por completo y parecía segura de que en algún momento su dueño volvería.

“Quisiera quedarme con él pero ya tengo un perro, mi casa es pequeña y no cuento con el dinero suficiente”, dijo Denise.

Con el paso del tiempo las cosas se volvieron más tensas. Varias personas amenazaron con herir a Marlon, así que Denise decidió buscarle un nuevo hogar.

Contactó a unos rescatistas y ellos le encontraron un hogar temporal. En cuestión de días, el perrito volvió a escaparse para regresar a su antigua casa. Afortunadamente, Denise está dispuesta a protegerlo hasta encontrar un hogar apropiado para Marlon.

“La mayoría de los vecinos son amables con el perro pero algunos lo han agredido con piedras”, dijo Denise.

Marlon ha tenido que pasar por unos meses muy difíciles desde que se separó de su antiguo dueño. Es indignante saber que hay personas dispuestas a hacerle daño a un peludito inocente que no ha hecho más que demostrar su amor. Esperamos que encuentre una nueva familia y se adapte en un hogar lleno de amor.

Hay muchos perritos que pasan por la misma situación de Marlon. Si ves a algún peludo desorientado o recibiendo tratos injustos por los vecinos, no dudes en contactar al refugio más cercano. ¡Comparte!