Aterrado y lesionado, no se cansó de gritar hasta ser escuchado – Confió de nuevo en los humanos

Esta es la historia de Felix, un cachorro negro al que unos vecinos escucharon lamentarse fuertemente y por eso decidieron llamar a Animal Aid para que lo ayudaran.

Lamentablemente, nadie podía acercarse a él porque además de llorar aterrado, estaba severamente herido.

Animal Aid es una organización que trabaja para rescatar a diferentes animales callejeros que necesitan ayuda, su sede está ubicada en Rajastán, India.

Desde el 2002, Animal Aid rescata a perros abandonados, los esterilizan, los educan y les brindan todo el apoyo que necesitan.

Felix tenía en sus patitas varias lesiones graves. Animal Aid supone que quizá fue atropellado, ya que una de sus patitas traseras era la que estaba más lastimada. Los fuertes aullidos de Felix fueron los que ayudaron a los vecinos a encontrarlo, ya que ni siquiera se encontraba en un lugar demasiado visible, sino en una zanja no muy profunda pero que definitivamente evitaba que pudiera ser visto fácilmente.

Felix no se cansó de gritar fuertemente hasta que alguien logró escucharlo.

Ni siquiera los voluntarios de Animal Aid sabían cómo acercarse a Felix, ya que sus aullidos expresaban mucho dolor, y seguramente mucho miedo de ser lastimado nuevamente.

Así que, para poder sacarlo de la zanja optaron por cubrirlo con una manta, para que así sus niveles de tensión disminuyeran aunque fuera un poco y les permitiera acercarse.

Y aunque en realidad nunca dejó de llorar, en el momento en que ya estaba en los brazos de quien lo rescató, su aullido ya no transmitía tanto terror como cuando estaba dentro de la zanja.

Ya en las instalaciones de Animal Aid, los voluntarios sanaron sus lesiones, que eran realmente profundas, tuvieron que sedarlo para poder coserlas sin que Felix sintiera más dolor del que seguramente ya le habían causado.

Animal Aid solamente necesitó dos semanas para estabilizar a Felix, para que sanara, para que ganara peso, y para que recuperara la confianza en los humanos que ahora lo rodean.

Ahora se le puede ver contento, feliz con cada uno de los voluntarios que lo cuidan y seguramente muy agradecido con ellos, ya que de no haber sido encontrado hubiera sido difícil que continuara con vida.

En el video podemos ver el dramático rescate de Felix. Afortunadamente nunca se cansó de luchar por su vida

Sin duda, Felix sabía que llorar fuerte era la única esperanza que tenía para que alguien lo encontrara y decidiera brindarle apoyo, ¡por fortuna cayó en las manos correctas!

“Cada vez que veo sus videos se me salen las lágrimas de los ojos. Mis lágrimas siempre terminan siendo de alegría al ver los notables cambios que pueden lograr los rescatistas de animales”, comentó un internauta.

Animal Aid

Afortunadamente, este pobre perrito por fin está a salvo y cuenta con toda la ayuda  necesaria para volver a empezar y tener la familia amorosa que siempre ha merecido. Nuestros mejores deseos están con él.

Comparte esta nota con todos tus amigos y recuerda que todos los seres vivos merecen ser tratados con amor y con respeto.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!