Perrito llega a casa con una criatura salvaje recién nacida en su boca, que perdió a su madre

Sabemos que los perritos son pequeñas criaturas que siempre estarán ahí para mostrar su apoyo incondicional, no solo con sus dueños sino con aquellos que ven vulnerables. Esta vez un hermoso perrito llegó con una criatura en su boca, los dueños del perrito sorprendidos se dieron cuenta que lo que había rescatado era un pequeño oso con algunos días de nacido.

El incidente ocurrió en el condado de Washington, Virginia.

La pareja no sabían qué hacer con la cría de oso, así que lo trasladaron al Wildlife Center de Virginia.

En el centro le indicaron que el osito tan solo tenía una o dos semanas de nacido, por lo que era necesario internarlo y que fuera atendido por el equipo de rehabilitación. La directora de Centro Amanda Nicholson comenta al respecto:

«Esto ha sido una gran ejemplo de trabajo en equipo para proporcionar lo necesario a un animal salvaje.”

El estado de salud del pequeño osito de manera general estaba bien, solo estaba un poco deshidratado pero el personal médico se encargó de darle toda la atención que merecía.

Fue necesario que pasara algunos días en una incubadora para ayudarlo a mantener la temperatura, evitarle algunas infecciones y darle tiempo de crecer evitando los riesgos que contrae  no tener la lactancia de su madre.

El osito solo pesaba 540 gramos.

El personal se encargó de darle una dieta balanceada y los nutrientes necesarios para su sano crecimiento.

Después de unas semanas de atención especial el osito ganó peso y fue fortaleciendo sus músculos, ya estaba listo para ser trasladado a su hábitat, el personal tenía la esperanza que una madre oso lo acogiera y lo tratara como un hijo más.

Los animales huérfanos son cuidados por un equipo especial hasta que tengan la edad para sobrevivir solo en su hábitat.

Por suerte, fue recibido con total éxito y el pequeño oso se encuentra en su hábitat con su nueva madre, y un nuevo hermano con el que descubre el territorio y emprende aventuras. Ahora está feliz, sano y completamente libre.

Este caso resultó para Wildlife Center de Virginia muy especial, si bien, siempre atienden animalitos rescatados por mascotas la mayoría llegan heridos.

«Tratamos a más de 3000 animales salvajes cada año en nuestro hospital, muchos vienen enfermos o heridos, y siempre tenemos listo un equipo de veterinarios para proporcionar tratamiento o cirugía si es necesario.”

El personal está feliz de haber atendido a un pequeño osito que llegó pensando menos de un kilo, están seguros que en el futuro pesará más de 200 kilos acorde a su tamaño.

Aunque se desconoce la razón por la cual quedó huérfano, no hay que dejar de reconocer que está con vida gracias a un valiente perrito que no dudó en ayudarlo.

Por favor, no dejes compartir esta nota en tus redes para que todos conozcan las maravillas que hacen los perritos no solo con las personas o su especie sino con sus semejantes.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!