Un perrito no puede creer que sus dueños hayan adoptado otra mascota sin consultarle primero

Es normal que los perritos quieran tener toda la atención de sus dueños, algunos suelen ser muy territoriales si sus dueños acarician a otras mascotas que no sean ellos. Pero, ¿qué pasaría si un día llega otra mascota y tú perrito ya no tiene toda la atención a la que estaba acostumbrado?

Carleigh Jonson Stroup y su esposo son los dueños de Kevin.

Kevin es uno de esos perritos que le gusta tener toda la atención de su familia, durante 4 años fue la única mascota de la casa. Para sus dueños desde que el perrito llegó a sus vidas se convirtió en un miembro más de la familia, siendo su principal adoración.

“Kevin es tan dulce y cariñoso. Nunca podemos acostarnos sin que él se acueste inmediatamente con uno de nosotros”, dice su dueña.

Pero un día, y sin previo aviso todo cambió para el consentido Kevin. Stroup y su esposo decidieron aumentar la familia adoptando a un nuevo cachorrito, el único detalle fue que olvidaron consultarle a Kevin que tendría que compartir la casa y toda la atención de sus dueños.

El nuevo integrante de la familia se llama Lyle.

Con la llegada del nuevo perrito los días de tranquilidad y despreocupación se acabaron para Kevin, ahora se sentía molesto y en competencia por el afecto de sus dueños. Lyle llegó a la casa para darle una nueva vibra.

Pero a Kevin parece no agradarle la sorpresa

Cuando la pareja llegó a casa con la nueva mascota, Kevin no pudo ocultar sus sentimientos y se mostró totalmente desconcertado con la reacción de sus padres humanos.

Una reacción que sus padres nunca olvidarán.

“What. Have. You. Done to me.” 😑…#doodlebros #labradoodlesofinstagram #doodle #doodlesofinstagram #labradoodle #annoying #littlebrother #bigbrother #brotherlylove

Publiée par Carleigh Johnson Stroup sur Mercredi 12 juin 2019

Lyle y Kevin son muy diferentes, a pesar que Kevin se muestra distante, la pequeña perrita siempre busca al que ahora es su hermano mayor. Parece no importarle la actitud de Kevin y disfruta de su compañía.

Las diferencias parecen unirlos más.

No fue fácil para el celoso Kevin aceptar el nuevo miembro de la familia, sin embargo, poco a poco ha aprendido a disfrutar de la presencia de la pequeña Lyle.

“Incluso después de todos los intentos de Lyle de arruinar la paz y la tranquilidad de Kevin, se han vuelto inseparables. Kevin aprecia tener una hermana con quien jugar cuando nos vamos”.

Lyle tiene mucha adrenalina, cuando no está jugando con su hermano está corriendo por la casa. Stroup señala con el tiempo calmará su energía y estará a un nivel al que Kevin está acostumbrado. Por ahora sigue siendo muy juguetona.

Con respecto al amor y la atención de sus padres, afortunadamente tienen mucho para ambos perritos.

A Kevin solo le queda seguir disfrutando de su nuevo compañero de juegos, aunque al principio se molestó fue aceptando que el amor de sus dueños hacía él no cambiaría aunque tengan otra mascota.

Ayúdanos a compartir la nota y comenta con tus familiares y amigos si tu mascota ha tenido una reacción similar a la del consentido Kevin.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!