Una farmacéutica ve en la puerta a un perrito y se da cuenta que vino a pedir ayuda

Como personas muchas veces nos cuesta saber a quién pedirle ayuda, sin embargo, un adorable perrito ha demostrado su inteligencia llegando al lugar más adecuado y con la persona correcta para que le atendieran la herida que tenía en una de sus patitas.

Banu Cengiz es una farmacéutico de Turquía y amante de los animales.

Cengiz ama a los perritos como la vida misma, no solo adoptó a su adorable mascota hace años sino que ayuda a todos los animalitos de la calle ofreciéndoles un acogedor lugar frente a su farmacia para que puedan descansar al menos por unas horas en un lugar cómodo.

Les ofrece cómodas camas, agua y comida.

Hace unos días la mujer estaba es su trabajo como de costumbre cuando notó que uno de los perritos actuaba de manera distinta, no se recostó en las camas como los otros perritos sino que se paró exactamente en la puerta mirándola fijamente. Esta conducta llamó la atención de Cengiz y se dirigió a hacia el indefenso perrito, comentando:

«Bebé, ¿hay algún problema?”

Cuando se acercó al perrito efectivamente comprobó que había un problema, una de sus patas sangraba por un pequeño corte. Sin duda, estaba pidiendo ayuda y que mejor lugar que  a una farmacia para ser atendido. Cengiz detuvo la pequeña hemorragia, le aplicó antisépticos y antibióticos.

El adorable perrito actuó como el mejor paciente.

La farmacia sirvió como una pequeña sala de recuperación, así que el perrito pasó el resto del día descansando en una cama para perro que ella tiene en el local.

El perrito había llegado al lugar indicado.

Llegó la hora del cierre y el adorable perrito tuvo que volver a su realidad, el escenario de la calle que bien conocía pero le causa heridas. Cengiz a pesar que había ayudado al perrito más que la mayoría, sentía que debía hacer más cosas.

Desafortunadamente, no pudo llevárselo a casa.

Cengiz ha estado ayudando a los perritos de la calle durante años, sabe que darles comida y agua no es suficiente así que muchas veces les busca un hogar fijo. Por ahora el pequeño refugio frente a la farmacia es la mejor opción para este y muchos otros perritos.

“La gente debería enseñarle a sus hijos a amar y respetar a los animales y la naturaleza. Entonces todos podemos vivir juntos en un mundo hermoso”.

Es lamentable que aún nos encontremos con animalitos en la calle si tenemos las herramientas para ayudarlos y ofrecerles una vida mejor. Cengiz es un ejemplo de amor a los animalitos, has pensado qué harías tú por ellos.

Comparte esta increíble historia para que el mudo sepa que son los pequeños gestos los que hacen la diferencia y pueden salvar la vida de un pequeño perrito.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!