Perrito pierde su ojo después de que un vecino trepara la valla para atacarlo cuando estaba solo

Siempre hay algún vecino molesto o agresivo dentro del vecindario, pero de eso a caer en actos de violencia existe una gran diferencia entre un problema de convivencia y lo que podría ser considerado un crimen. Por esa razón Courtney y Ron Gutowski están clamando justicia por el terrible ataque sufrido por su perrito, Echo.

La criatura de un año fue cruelmente agredida por un vecino, cuando éste se encontraba solo en casa sin nadie que pudiese defenderlo.

La familia de Valparaíso, Indiana, está indignada y con el corazón roto por la terrible escena que  encontraron al llegar a su casa pues encontraron a Echo herido y temblando de dolor y miedo. De forma inmediata tomaron al perrito y lo llevaron al veterinario.

En principio, la pareja no podía entender qué había sucedido pero tenían algo claro: debían salvar a su amiguito peludo.

Una vez en el centro médico, Echo recibió asistencia médica de emergencias y aunque los profesionales intentaron hacer de todo para ayudarlo, el perrito terminó perdiendo su ojito derecho. Lamentablemente, las lesiones recibidas por el indefenso animal fueron realmente graves y comprometieron su ojo, hasta el punto de perderlo.

Echo sufrió una fractura craneal por los golpes recibidos en su rostro.

El veterinario informó que Echo tardará al menos 6 meses para poderse recuperar de las lesiones internas y externas que le causaron la fuerza del vecino. Pero no sólo las marcas físicas han causado daños a Echo, sino el trauma del momento.

Ahora el perrito feliz se ha vuelto asustadizo y pasa todo el día sentado con la mirada ida justo al lado de su dueña Courtney, donde parece ser el único lugar en el que se siente seguro.

Aunque Echo se encontraba solo en el momento del ataque, una persona del vecindario relató haber visto al hombre violento saltar sobre la valla del patio de la familia y golpear a Echo con un robusto tronco.

El agresor fue identificado como Ronald Johnson, de 55 años.

A Courtney no se le hizo extraña la declaración, pues con anterioridad el vecino había agredido al animal, arrojándole cubos de hielo cuando lo veía pasar. Según relató la dueña, ella ya había puesto una queja ante las autoridades pero estas decidieron pasar por alto el asunto.

Ahora, ella se lamenta que los oficiales no hayan actuado en ese momento pues quizás así hubiesen evitado esta terrible agresión.

Courtney y Ron Gutowski han interpuesto una denuncia contra Ronald Johnson por agresión animal; sin embargo, parece que la justicia por una vida animal es bastante débil en ese estado. Johnson fue capturado y dejado en libertad esa misma tarde, después de pagar una multa de $1.500. Este caso es realmente indignante. Hoy fue Echo pero mañana podría ser cualquier otra criatura inocente, así que es importante que los oficiales detengan a esta vándalo.

Por favor comparte esta noticia y ayúdanos a denunciar este hecho. Que nuestra presión sirva para hacer justicia ¡Comparte y denuncia, seamos la voz de los que no la tienen!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!