Perrito que ya había conseguido un hogar conoce un joven y le suplica que lo adopte

Son muchos los perritos en los refugios que pasan sus días esperando alguien que les dé su soñada segunda oportunidad. No podemos negar que estos adorables perritos tienen un pasado cargado con tratos injustos donde no solo fueron marcados con heridas físicas sino emocionales.

Por ello, después de sufrir tanto, lo único que desean es sentirse amados y formar parte de una familia.

Nuestro adorable peludito tiene por nombre Dennis.

Dennis era uno de esos perritos que vivió en un refugio hasta que fue visto por Drew Harrisberg, su salvador. Drew se acercó al refugio porque quería adoptar un perrito, sin embargo, cuando llegó el peludito con el que había simpatizado ya había sido adoptado.

Decidió recorrer el refugio con la esperanza de llevarse un nuevo amigo cuando escuchó un sonido que llamó mucho su atención.

Ofrecerles segundas oportunidades a los perritos depende de nosotros.

El joven comenta que al principio el sonido le pareció muy similar al chillido de una foca.

Por lo que se preguntó qué tipo de extraña criatura estaba albergando en el refugio, al darse la vuelta descubrió que el sonido provenía de un adorable perrito que por alguna razón estaba muy emocionado de verlo, aún sin nunca antes haberlo visto.

Se trata de una mezcla de pitbull.

Cuando Drew se acercó al perrito, sin darse cuenta, ya había sentido una hermosa conexión, una de esas sensaciones de la que muchos llaman amor a primera vista. Se dio cuenta que quería tener en casa al perrito chillón que llamó su atención de la forma más extraña posible.

El joven le propuso al personal del refugio si podía llevarlo a casa dos semanas antes de que se llevara a cabo todo el proceso de adopción.

Un propuesta arriesgada que solo confirmó su teoría de querer llevarlo a casa.

Lamentablemente, una vez más, había llegado tarde a la adopción. Dennis ya tenía una nueva familia pero no habían ido por él.

En vista de ello, el personal cedió en dejarle el perrito por dos semanas antes que su familia viniera por él. El joven solo confirmó su infinito amor y lo juguetón del perrito, algo que sin duda, le gustaba aún más.

Dennis le encanta ladrar y llenar de besos a su nuevo padre.

Los días pasaron y Drew regresó al refugio, más enamorado y convencido de querer al perrito en su familia. Por lo que le suplicó a los nuevos dueños de Dennis que le permitieran quedárselo.

Ahora son una gran equipo que disfrutan conocer lugares nuevos.

Aunque no fue nada fácil persuadirlos, el audaz joven logró convencerlos y finalmente, se quedó legalmente con el perrito.

Una pequeña súplica que dio origen a la más tierna de las amistades.

Ahora Dennis vive una vida llena de aventuras e infinitas comodidades al lado de un joven que apuesta por verlo feliz y lo trata como un miembro más de la familia.

Este adorable peludito casi siempre está viajando y creando nuevas historias con su nueva persona favorita. Deseamos sigan fortaleciendo su vínculo y tengan muchos más días colmados de felicidad e infinito amor.

Sigamos apostando porque todos los perritos tengan un hogar digno donde sean tratados con respeto. Comparte está nota en tus redes y anímate a cambiarle la vida a un perrito vulnerable.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!