Perrito abandonado por su feo rostro, encuentra una mamá que piensa que es absolutamente hermoso

Para nadie es un secreto que muchos de los perros de raza que a diario son vendidos provienen de granjas de crianza de perros, donde en su mayoría las hembras son fecundadas una y otra vez, lo que permite un negocio muy lucrativo. Pero, ¿qué pasa con los cachorros que nacen con algún defecto, o no cumplen con las características adecuadas para ser vendidos a los elevados precios que se manejan en el mercado?

La respuesta es sencilla, son abandonados y en el mejor de los casos son entregados a cualquier persona que los desee.

Lamentablemente, no siempre caen en las mejores manos como en caso de Beaux Tox, un tierno y amoroso labrador que nació con una deformidad en su cráneo, esto hacia lucir su rostro completamente diferente al de otros perros de su raza. Durante el embarazo, sus hermanitos lo comprimían y su cabeza se desarrolló con esa forma.

Al nacer nadie quiso comprarlo por su aspecto hasta que finalmente su primer dueño terminó regalándolo.

Él fue entregado a un hombre que vivía en las cercanías de Austin, Texas y fue nombrado inicialmente “Lucky”; sin embargo, este hombre tenía muchos gatos que no se la llevaban bien con Lucky y este terminó siendo desplazado al patio trasero. El perrito no contaba con ningún tipo de comodidades, pasaba la mayor parte del tiempo atado a un árbol, no recibía atención y no tenía una cama para descansar.

Grupos de rescate locales quisieron intervenir, pero después de 5 años, Lucky no sabía comportarse como un perro de interiores.

Él volvió una y otra vez al patio de su primer dueño, hasta que finalmente un ángel se cruzó en su camino. Un grupo de rescate colgó su foto en internet solicitando un hogar adoptivo y después de varias semanas fue vista por Jamie Hulit, una mujer amante de los animales, que fomenta el respeto y rechaza las injusticias que se comenten a diario con ellos. En el momento en que vio su foto, ella supo que lo ayudaría y estaba dispuesta a darle una mejor vida.

Jamie se puso en contacto con las personas que habían publicado su foto y dijo que estaba dispuesta a darle un hogar. Despues de unos días, ella estaba en la casa del hombre que había dejado a Lucky durante tanto tiempo en su patio trasero. “No estaba muy segura de con qué me encontraría y descubrí a un delgado y enfermo labrador que necesitaba mucha ayuda”, dijo Jamie.

“No me importaba qué tan enfermo estuviera, solo no quería que continuara pasando por diferentes hogares”, expresó la mujer que vivió dos años en hogares adoptivos.

Jamie le cambió el nombre a Beaux Tox, y lo llevó a la Clínica Animal Hoegemeyer en Kerrville, Texas, donde le diagnosticaron desnutrición y el parásito de “gusano de corazón” que puede resultar mortal, además tenía un grave problema de pulgas y ácaros en sus oídos.

Estaba muy débil y el Dr. Jay Rydberg determinó que tenía un 50% de probabilidades de sobrevivir, su cuerpo no soportaría el tratamiento para el parásito y necesitaba oxígeno. Una noche el Dr. Rydberg llamó a Jamie para decirle que posiblemente no lo lograría, pero no fue así; Beaux Tox siguió luchando y finalmente lo logró.

Después de unas semanas ganó algunos kilos y aunque perdió la audición en uno de sus oídos por los ácaros, recibió su tratamiento y su certificado de salud.

Finalmente, ella pudo llevarlo a casa donde los esperaba un hermano mayor, Riley, una mezcla de Golden Retriever de 13 años que le ha enseñado cómo comportarse dentro del hogar. Beaux Tox también recibió terapia y entrenamiento que le permitiera adaptarse a su nueva vida y cada esfuerzo ha valido la pena; es un perro completamente nuevo y feliz.

Jamie invirtió aproximadamente 8.000 dólares en la recuperación total de este hermoso perrito que tocó su corazón.

Ahora tiene muchos amigos tanto caninos como felinos debido a que Jamie es una defensora muy activa. Además, tiene una nueva hermana quien también fue rescatada llamada Scout con la que puede jugar, los tres se la llevan muy bien y le devuelven un poco de juventud a Riley.

Beaux Tox aún sigue teniendo afinidad por los exteriores, pero aprendió a vivir dentro de casa y a disfrutar del patio a través de la ventana.

The Dodo

Una historia completamente encantadora e inspiradora que demuestra que con amor y dedicación se puede lograr hasta lo imposible. Este perrito siempre tuvo mucho para dar con una personalidad alegre y jugueton, pero su aspecto le hizo pasar 5 años de su vida en el abandono. Pero Beaux Tox resultó ser un luchador con espíritu de cachorro que se levantó de las adversidades gracias a esta noble mujer que confió en él.

No olvides compartir esta historia que representa un acto de nobleza y bondad.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!