La triste historia de un perrito que recolecta cajas para hacerse una cama donde dormir

Esta es una de esas historias que nos hacen derramar más de una lágrima. Un perrito callejero recorre diariamente las tiendas de una terminal de autobuses para recolectar varias cajas de cartón y después usarlas para acomodar una pequeña cama donde poder dormir.

El conmovedor acontecimiento fue capturado por una mujer que es usuaria frecuente de la terminal de Ómnibus de Rosario, ubicada en Argentina. Se percató que el pequeño canino acudía a diferentes tiendas para pedir las cajas de cartón, sentándose frente a las tiendas y permaneciendo en ellas hasta lograr su cometido.

La terminal de autobuses se ha convertido en el único hogar que conoce el perrito y para sentirse seguro se acurruca en su cama improvisada de cartón

Los comerciantes del lugar comentan que el perrito diariamente repite la misma acción. Poco a poco va recolectando las cajas que le son donadas y las agrupa frente a la fila de asientos de la terminal. Con esperanza, mira hacia dentro de las cajas esperando que alguna de ellas tenga un poco de restos de comida en su interior y solo mueve su lengua con nostalgia cuando descubre que están vacías.

No obstante, el perrito no deja que nada interrumpa su recolección de cajas de cartón y rápidamente se apresura a acudir a la siguiente tienda, con la cabeza gacha y moviendo la cola para demostrar que lo único que quiere es un poco de ayuda. Pero, no siempre tiene suerte y en ocasiones sale de las tiendas con las patitas vacías.

“Pobrecito, ese perrito se merece una familia que lo ame y le dé una casita, comida, juguetes y mucho amor. Es tan tierno. El señor del segundo negocio no le dio nada, y el perrito se retira tranquilo. Ellos no tienen rencor, siempre mantienen su corazón puro”, escribió un internauta.

Después de haber terminado su labor de recolección, el perrito se dispone a extender las cajas, hasta que pueda tener lista su camita improvisada y acostarse sobre ella, acurrucándose a sí mismo, hasta que el día finalice y tenga que ir en busca de más cajas.

Sin duda, este inteligente amiguito nos muestra que los perritos son seres vivos tan decentes y civilizados como cualquier ser humano. Ellos no merecen que nadie los desprecie ni los trate con indiferencia, pues su corazón está lleno de nobleza y sincera humildad.

Después de armar su camita, el canino simplemente se acuesta y duerme mientras todos viajan de un lado a otro en la estación

Día a día aumentan las cifras de los perritos que son abandonados y lo menos que podemos hacer por ellos es brindarles un poco de atención y cariño, tal y como siempre han merecido.

Comparte esta conmovedora historia con todos tus amigos y recuérdales que todos los animales merecen ser tratados con respeto y amor.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!