Perrito recorre 380 kilómetros para volver a casa tras perderse durante las vacaciones

Un perrito perdido significa un drama para cualquiera. Es el caso de Pablo, de raza jagdterrier. En un abrir y cerrar de ojos se esfumó de la vista de su familia, todos en casa de Catherine y Roger, una pareja residente en la localidad francesa de Bezouce Gard, quedaron consternados.

Pablo, el perrito perdido en los Alpes franceses

perrito

Tal y como contaron a un medio de comunicación local, el problema se presentó durante el regreso de unas merecidas vacaciones en Italia. Cuando el matrimonio hizo un alto en la región de Saint-Martin-de-Belleville, en la nívea y alpina Saboya, Francia, sobrevino lo que nadie quisiera vivir.

Perrito Perdido

Rodaban a bordo de su autocaravana junto a su amado y leal Pablo, sin embargo, en esa misma estación decidieron dejar salir a su perrito. Ello, con la intención de que tomara un poco el aire y estirase las piernas; con tan poca suerte que, por algún motivo, el animalito no volvió hasta el automóvil que lo esperaba.

Solo se detuvieron para que Pablo pudiera descansar

“Lo esperamos durante horas. Incluso pasamos la noche allí, en vano”, dijo Catherine, muy angustiada en ese momento.

Solo pensaban en el destino que pudiera haber tomado su fiel Pablo. Pasado un buen tiempo, ya resignados, la pareja acudió al Ayuntamiento para denunciar la desaparición de su amigo. Posteriormente, se trasladaron a Ain, una zona cercana del lugar de los hechos.

“Queríamos permanecer cerca del lugar del incidente”, dijo Roger.

Esperaban ansiosamente tener noticias positivas de su inocente perrito perdido y que éste volviera a sus brazos. Apesadumbrados, pero con la esperanza intacta de recobrarlo, Catherine y Roger, simplemente oraban para que Pablo reapareciera.

Sin embargo, para el animalito, recorrer una distancia de 380 kilómetros hasta llegar a su hogar, no fue problema. Para el canino, el trayecto desde Saboya hasta Gard fue solo un paso.

Por fortuna, transcurridos algunos días después, el amoroso perrito logró llegar hasta su cálida casa. Esperó a sus queridos Catherine y Roger fielmente hasta que llegaron.

Pablo, de apenas dos añitos de edad, estuvo alejado del calor de su familia durante tres días continuos. Fueron las 72 horas más largas y angustiosas para la pareja. Este período de tiempo provocó un hondo pesar en sus corazones, y no era para menos.

Felizmente, ambos se enteraron de la presencia del can a través de una fotografía enviada por un amigo y cuidador de la casa ubicada en Bezouce, comuna perteneciente a la región gala de la región de Languedoc-Rosellón, departamento de Gard.

“Fue realmente increíble. No imagino la odisea de Pablo para llegar solito hasta nuestra casa. La felicidad regresó por fin a nuestras vidas, luego de horas de intensa preocupación y estrés”, añadió Catherine.

Cuando por fin se reencontraron en un cálido abrazo, de inmediato notaron que Pablo había bajado un poco de peso. Pero, lo bueno es que esta allí, con ellos, a su lado en carne y hueso, para seguir brindando y recibiendo el amor que todo animal da y merece.

Aún no se sabe a ciencia cierta cómo fue que Pablo logró recorrer por sus propios medios el largo camino a casa. No fue cualquier cosa. Anduvo casi 400 kilómetros de distancia. Entonces, para evitar que este hecho se repita, la pareja de casados lo equipó con un GPS.

Cuando, por alguna u otra razón se pierde la mascota, quien acompaña nuestra existencia, aunque la angustia y la tristeza nos embargue, debemos calmarnos, pensar en los lugares donde pudo haber ido y actuar con rapidez. Cada minuto vale oro.

Felizmente está de regreso con su amada familia

Los perros y los gatos suelen volver con quien los quiere en verdad y les brinda todo su amor. Ellos saben identificar a las buenas personas, solo que, a veces, también necesitan darse una vuelta por allí.