Perrito no puede creer que está en brazos de mamá tras haber vagado solito por años en la calle

La intención de llevar a un perrito a un refugio es siempre mejorar sus condiciones de vida. Lo que se espera es que sea alimentado y reciba todo el amor y la ayuda necesaria para recuperarse, y con suerte, sea colocado en un nuevo hogar cuando esté preparado.

De hecho, esta era la intención de unos voluntarios al sacar de las calles a un perrito en Ucrania. Pero, su historia ha dejado a todos sorprendidos por la increíble jugada que tenía guardada el destino.

El perrito vagó durante años en la soledad de las calles echando mucho de menos a su familia

perrito

Los voluntarios del refugio de animales, encontraron a un perrito vagabundo que se veía no había sido bien tratado por la vida en los últimos años.

Su mirada triste, su cuerpo débil, oculto en un enorme abrigo de lana oscurecida eran evidencia de lo poco amable que había sido su vida.

El retrato del animal durante la escena del rescate era realmente lamentable, los voluntarios sabían que debían darle una mejor vida.

Por eso lo alimentaron, asearon y sometieron a un chequeo médico para corroborar su estado de salud. 

La idea inicial era que el animalito pudiese recuperarse para empezar su proceso de adopción y dar con un hogar donde pudiese rehacer su vida con amor.

Pero, aunque pocas veces ocurre, un vocero publicó las imágenes del animalito antes de estar totalmente recuperado.

Su rostro y mirada cabizbaja conmovieron a más de uno en las redes y su historia se hizo viral.

Cientos de personas compartieron las imágenes del melancólico animal. En ese punto el fenómeno de las redes parecen haber hecho un verdadero milagro, pues para sorpresa de todos, una mujer entre lágrimas se comunicó con el refugio absolutamente ansiosa e interesada por el animal.

No era una mujer cualquiera, se trataba de una residente que aseguraba que el perro rescatado era su mascota amada que había sido robada de su patio en el año 2017.

«Ella había estado buscando a su perro durante cinco años ¿Pero podría ser este su perrito extraviado?», dijo Galina Lekunova, trabajadora en el refugio.

La conmovida mujer debía salir de dudas a como de lugar

Los voluntarios del lugar tenían sus inquietudes pero no se negaron a la posibilidad de una entrevista, dada la insistencia y seguridad con la cual hablaba la mujer. 

La señora aseguraba haberlo reconocido por sus ojos caídos y su particular mirada.

En esta ocasión y por increíble o improbable que parezca, se produjo el milagro del reencuentro. 

Efectivamente, el animalito había sido robado cuando era apenas un cachorro pero años después se volvía a reunir con la madre que lo había hecho tan feliz en sus primeros años de vida.

Los voluntarios y todos en el refugio no pudieron menos que llevarse las manos a la boca y quedar con los ojos humedecidos al presenciar semejante coincidencia del destino, y ver que al final la vida le sonreía al sufrido perrito y a su dueña verdadera.

No podemos imaginar qué clase de persona puede llevarse a un animalito de su casa y apartarlo de su familia para que este termine vagando desprotegido por las calles.

Pero, al ver el emotivo reencuentro sólo podemos pensar que los milagros verdaderamente existen. Júzgalo por ti mismo en el siguiente vídeo:

Seguro fueron unos años muy difíciles para el animalito, pero basta ver su felicidad al ver a su madre para saber que estará mejor.

Este pequeño no tuvo necesidad de iniciar en un nuevo hogar porque el destino se encargó de llevarlo al lugar de donde nunca debía haber sido alejado.

Hay muchos animalitos vagando por el mundo pero así como en este caso, a veces informar ayuda a hacer posible esta clase de milagros.