Un perrito rescatado vende plantas para poder pagar el tratamiento del cáncer que padece

A veces la vida nos sorprende y nos obliga a vivir experiencias que nunca imaginamos, tal como una enfermedad inesperada.

Esto fue lo que le pasó a Mariana Morales quien rescató a Loko, un adorable perrito que vivía en la calle para ayudarlo a superar los malos tratos que había recibido. Justamente cuando pensaban que todo iba a cambiar y comenzaba a ser feliz llegó la mala noticia que nunca esperó recibir.

Antes de que iniciara la cuarentena por el coronavirus en todo el país, Mariana, conocida en su comunidad como activista y defensora de los animales, recibió una llamada de la policía para informarle que tenían un cachorro en la comisaría que había sido rescatado en las calles de Jujuy, Argentina, y no había quién se hiciera cargo de él.

Mariana no dudó en buscar al perro. Cuando llegó vio al pobre animal muy delgado y con una herida grave en su cuello infectada. De inmediato, lo llevó al veterinario para que recibiera la atención necesaria.

Presuntamente Loko había sido herido con algo punzante, decidieron sedarlo para limpiar la profunda herida.

“Cuando lo bañé por primera vez, noté que su cuerpo estaba lleno de heridas. Desconocemos si mientras estuvo en la calle fue atacado por varios perros, aunque algunas personas me dijeron que pudo haber sido usado para peleas”, dijo Mariana.

Antes de las dos semanas de haber sido rescatado, fueron nuevamente al veterinario para saber cómo estaba sanando, por fortuna se estaba recuperando satisfactoriamente, pero el doctor descubrió que tenía cáncer.

Loko está muy bien cuidado con mucho amor y buena alimentación, incluso ha subido de peso, pero ahora necesita las medicinas para tratar su enfermedad cancerígena.

Todo iba muy bien hasta que le diagnosticaron TVT, un tipo de cáncer que se da en los perros y cuyo tratamiento es costoso y Mariana no dispone del dinero para pagarlo, así que decidió vender unas tiernas plantitas con la finalidad de recolectar el dinero necesario.

El costo de las plantitas es aproximadamente de 2 euros. También ofrece indumentaria en distintas tallas para niños, jóvenes y adultos.

El elemento diferenciador de estas plantas, a parte de la noble causa para la cual será destinado el dinero recaudado, es que las macetas están decoradas artesanalmente con materiales reciclados y con atractivos colores.

Cada dosis tiene un costo de 21 euros, y hasta el momento solo están cubiertas dos de las seis que necesita. Quienes puedan colaborar con algunas donaciones para cubrir las dosis faltantes pueden llamar al 0388 155-719-161.

El medicamento que necesita Loko se llama “vincristina” y es para tratar un tumor venéreo transmisible (TVT) en la base de su genital y otro al costado de su riñón.

Cuando este cachorro esté totalmente recuperado podrá ser dado en adopción y tener la vida que se merece. Apoyamos la iniciativa de su cuidadora compartiendo la historia de Loko.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!