Perrito rescatado está absolutamente convencido que es un gato más de la familia

Es posible que en más de una ocasión hayas escuchado que la relación entre perros y gatos no siempre es tan favorable. Sin embargo, no todos los canes y felinos son tan diferentes como parece.

A continuación te presentamos la curiosa historia de Mako, un adorable perrito tan diferente que actúa como un gatito.

Mako es un perro-gato muy especial.

Mako llegó a la casa de Bethany Castiller y su familia cuando se decidieron adoptar un perrito del rescate local, desde el primer momento en que lo vieron el peludito dejó claro que él quería irse a casa con ellos. Castiller comenta al respecto:

«Bromeamos diciendo que realmente no lo elegimos, él nos eligió a nosotros. Cuando fuimos al refugio, él estaba de espaldas contra la jaula, así que comenzamos a acariciarlo y nos miró por encima del hombro directamente a los ojos, inmediatamente nos enamoramos del pequeño”.

La familia estaba buscando un perro que se llevara bien con los gatitos que tienen en casa, el personal del refugio les aseguró que Mako era el indicado ya que se llevaba muy bien con los felinos.

Sin más dudas, decidieron llevárselo adoptarlo y rápidamente se dieron cuenta que Mako en realidad piensa que es un gato.

Los gatos se llaman Pecan y Gizmo.

Si bien desconocen el pasado del perrito, su nueva familia piensa que fue criado con gatos debido a su inusual y atípico comportamiento.

Resulta que a este hermoso perrito le encanta realizar actividades clásicas para gatos, incluso come golosinas para gatos, y ama sentarse en mesas y mostradores al igual que sus hermanos Pecan y Gizmo.

Mako no ladra, sigue en toda la conducta de sus hermanos gatos.

Por muy curioso que parezca, este perrito está lejos de comportarse como un perrito común.

La familia destaca que la primera vez que lo vieron sobre los mostradores les pareció un poco extraño, pero después de un tiempo lo aceptaron y comprendieron que básicamente habían adoptado otro gatito en lugar de un perro. Castiller dice:

«Le gusta acostarse en las mesas con mis gatos y mirar por la ventana a los pájaros con ellos. ¡Cuando ve a uno de mis gatos tumbarse boca arriba para un masajee en la barriga, se acerca y hace lo mismo!”

Mako parece haber estado esperando a la familia indicada, no solo cuenta con el amor incondicional de personas que velan por su bienestar, sino con unos hermanos gatos con quien disfrutar salir a jugar cada vez que puede.

Para seguir de cerca sus travesuras sigue su cuenta de Instagram.

Aunque este trío de peluditos es muy diferente, lo que más aman es estar encima de alguna mesa o armario. Algo que causa mucha gracia a la familia quienes no pueden parar de reírse cada vez que los ven encima de algo.

«Cada vez que Mako ve a sus hermanos en los mostradores o armarios, se sube para unirse a ellos. Realmente solo quiere estar cerca de los gatos todo el tiempo. Sino está en la habitación con uno de los humanos, está con los gatos”.

Este hermoso perrito es por mucho un can muy diferente y afortunado. Su interés por compartir y ser como un gato lo hace un peludito muy especial. Su familia no puede estar más feliz de tenerlo en casa.

Los perritos y gatos son las mascotas favoritas de grandes y pequeños. Cuidarlos en nuestro deber, amarlos es su derecho. ¡Comparte!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!