El perrito que se robó los dientes postizos de papá se pavonea sin dejar de sonreír

Un pequeño perrito de raza yorkshire terrier, se ha convertido en una celebridad después de cometer el robo más épico, dejando a su dueño, y al mundo entero, ahogado de la risa.

El yorkie se llama Thomas, y nunca pierde la oportunidad de conseguir un juguete nuevo o un bocadillo sabroso. A veces, incluso tiene que escabullirse para conseguir lo que quiere.

El perrito robó los dientes postizos de papá sin imaginar que quedaría con una graciosa sonrisa permanente

perrito

Resulta que el padre de Thomas, Ben Campbell, hace unos meses estaba buscando nuevas formas de ocupar su tiempo en la cuarentena. Y dado que el encierro le estaba deprimiendo bastante, decidió tomarse la vida del lado más amable posible. Así que se compró unos dientes postizos gigantes para divertirse un rato.

Con la dentadura gigante, Ben planeaba tomarse selfies y videos, y subirlos a sus redes, para hacer reír a sus amigos, y que la pandemia sea así más llevadera para todos.

Pero antes de usarlos los dejó reposando sobre la mesa, sin imaginar que su travieso perrito los encontraría primero y haría de las suyas.

Cuando nadie estaba vigilando a Thomas, él se escabulló debajo de la mesa, como suele hacer con todas las otras cosas que ama robar. Y sin que Ben se percatara, el gracioso yorkie se había hecho con los dientes para él solito.

Al Ben percatarse de que los dientes ya no estaban sobre la mesa, inmediatamente decidió ir a investigar. No podía imaginar que encontraría a Thomas con la dentadura perfectamente colocada, con una sonrisa permanente que quedó registrada para la posteridad.

Cuando Ben vio a Thomas con sus nuevos dientes, no pudo dejar de reír a carcajadas

Thomas estaba sosteniendo los dientes pavoneándose y mostrando orgulloso su gran sonrisa. El ingenuo animal ni siquiera entendía qué era lo que hacía reír tanto a su dueño, pero es que no era para menos.

Por suerte, Ben sacó de inmediato el teléfono, e hizo todo lo posible por grabar la tonta escena, mientras seguía riéndose a gritos sin poder contenerse. Definitivamente, no era el uso que había planeado para los dientes, pero resultó mucho mejor. Y gracias a Thomas, tuvo el momento más relajante y divertido que había vivido en mucho tiempo.

“Planeaba hacer algunos videos extravagantes de mí mismo con los grandes dientes. Thomas, mi yorkie taza de té de 2 kilos, los agarró y mientras lo perseguía para recuperarlos, los tenía encerrados en su boca en la posición perfecta”, dijo Ben.

Entonces, Ben no dudó en publicar el divertido video en YouTube, apodando a su perrito como «Toothy Thomas» (Thomas dentudo). El resultado tuvo tanto éxito en las redes, tanto por la épica escena, como por la risa contagiosa de Ben, que no tardó en convertirse en un fenómeno viral.

Júzgalo por ti mismo en el divertido video a continuación:

En las escenas, se puede ver cómo Ben hace todo lo posible para que Thomas salga de debajo de la mesa. Sin embargo, es difícil sonar serio cuando no puedes controlar tu risa.

Al principio, Thomas simplemente se aleja de su padre, decidido a quedarse con su nuevo juguete para masticar. Hacia el final del video, hace una pausa y parece posar para la cámara. Probablemente sepa que está a punto de convertirse en una estrella.

El video de Toothy Thomas se compartió en todas las redes sociales y obtuvo cerca de 2 millones de visualizaciones y miles de comentarios en línea.

Incluso se le ha llamado a Thomas «la mascota no oficial de la cuarentena»

Después de todo, es bueno tener contenido edificante para ver en medio de todas las preocupaciones que el Covid ha traído a nuestras vidas.

Dado que Thomas es toda una celebridad ahora, Ben decidió que era hora de expandir la presencia del perro en las redes sociales. Así que tiene su propia página de Instagram @toothytomas, donde publica aún más fotos y videos de su día a día, que enamoran a cualquiera.

Es gratificante que los perritos tan dulces como Thomas vivan rodeados de amor y que nos regalen momentos tan épicos como estos. ¡No hay nada como los cachorros, son como niños!

Más noticias sobre: