Perrito «roto» no puede dejar de sonreír cuando se da cuenta que está siendo rescatado

Quien dice que nuestros amigos peludos no sienten ni piensan están totalmente equivocados, los perros son seres especiales con un amor incondicional y extraordinariamente inteligentes.

Sanford es un amigo peludo que fue tildado como un «perro roto» y rescatado durante el mes de abril por el Control de Animales después de ser atropellado por un vehículo que lo dejó sin poder caminar.

Para alegría de todos, Sanford ha vuelto a sonreír tras llegar al hogar de Karen Velazquez, la madre de cuidado de Sanford, quien aseguró que actualmente es el perro más feliz que ha conocido.

«Sanford es mi perro de cuidado cincuenta y dos, y puedo decir sinceramente que nunca he tenido a nadie tan jovial como él. Me mira de una manera como ningún otro animal o ser humano me ha mirado, incluidas mis propias mascotas”.

Karen reveló que cuando Sanford no está sonriendo es porque está comiendo.

Pero antes de que Velázquez lo llevara a casa, Sanford había padecido mucho dolor, su experiencia de vida había sido muy traumática. Había quedado mal herido a causa de un arrollamiento y el equipo de rescate también descubrió en su pata trasera derecha una herida de bala.

Los oficiales de control de animales lo llevaron a un pequeño refugio municipal en Dallas, Texas, de pocos recursos.

Ahí permaneció por siete días sin recibir la atención médica necesaria.

Afortunadamente, un voluntario de Dallas DogRRR, un grupo local de rescate de perros vio a Sanford y supo que tenía que ayudarlo.

Kerry Anechiarico, director ejecutivo de Dallas DogRRR, dijo que «estaba físicamente roto”, ni siquiera hizo algún esfuerzo para ir a saludar al voluntariado cuando fue a verlo al refugio.

“Es casi como si se hubiera dado por vencido, y solo estaba esperando que llegara su hora».

Como por arte de magia, unos días después de haber sido dado de alta del hospital, Sanford cambió completamente tras llegar al hogar de cuidado de crianza de Karen.

«Llegó a mi casa el primero de mayo, y desde entonces ha sido todo sonrisas. Creo que en el momento en que llegó a mi casa, se dio cuenta de que estaba en un lugar seguro «.

Sanford ahora pasa sus días jugando con Karen y sus otros amigos peludos, tiene una alimentación con comida casera y disfruta sus caminatas diarias.

Kerry dijo que actualmente Sanford tiene diez años, pero parece que tienen menos edad.

«Es más o menos un perro normal acorde a su edad. Es como una persona mayor que ves en un hogar de ancianos de 95 años, pero actúa como si tuviera 50 años».

Kerry añadió que, si bien Sanford está muy feliz en el hogar de acogida, todos quieren encontrar para él un hogar para siempre.

«Será un encantador perro de familia. Se llevará bien con otros perros y con todas las personas, incluso con los niños».

Es un perfecto perro de compañía, cariñoso, alegre, agradecido y muy educado.

Comparte la historia Sanford un adorable perrito que pasó de «estar roto» a ser un «perrito feliz» y despreocupado con una cautivadora sonrisa en espera de un dulce hogar.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!