Perrito se despide feliz al abandonar el refugio – “Quería apresurar la firma de los papeles”

A nadie le gusta sentirse despreciado o abandonado, no importa si se trata de un ser humano o un animal, a todos nos gusta sentirnos amados, cuidados y protegidos.

El protagonista de esta historia es un hermoso peludo mestizo que fue apodado por los usuarios de las redes como “Nariz de Corazón”. Este adorable cachorro no pudo contener su alegría cuando supo que finalmente había conseguido un nuevo hogar.

“Nariz de Corazón” es un perrito muy expresivo y amable. Él no esconde sus emociones por ningún motivo, y menos cuando se trata de una gran alegría. La adopción de un cachorro siempre es un motivo especial para festejar, y este cachorro lo sabe muy bien.

Generalmente, los animales que llegan al refugio son seres muy vulnerables porque han pasado por situaciones muy difíciles. La tarea del personal del centro no es una labor fácil, todos enfocan sus esfuerzos en ayudarlos a superar todas las secuelas o heridas, no solo físicas sino también emocionales, según la experiencia que les haya tocado vivir.

Una vez que estos animales son rehabilitados completamente, el centro se ocupa de buscar para ellos una familia que les brinde la oportunidad de tener una vida tranquila y feliz.

La historia de “Nariz de corazón” ha cautivado a cientos de personas en las redes sociales tras la publicación de un video que nos muestra cómo este cachorro se despide de sus cuidadores del refugio emocionado por conocer su nuevo hogar… ¡Una sonrisa de oreja a oreja!

Después de que su nueva madre humana lo seleccionó a él y no a otro de los peludos en adopción “Nariz de Corazón” no podía estar más contento.

No dejaba de mover su cola y se aferraba con ansiedad al mostrador de la recepción como si estuviese apresurando la firma de todos los documentos para irse rápido con su nueva familia.

Desde que el video fue publicado no ha dejado de conmover a todos quienes lo ven. Los cibernautas decidieron apodarlo “Nariz de Corazón” por la indiscutible forma que pareciera tener su nariz.

Muchos expresaron que esa característica era una señal del gran corazón que debe tener el cachorro.

“¡Fuiste adoptado, voy a extrañarte!”, le dijo la encargada del centro y ante sus palabras la respuesta del cachorro fue una inolvidable sonrisa.

“Nariz de corazón” terminó despidiéndose del refugio que se convirtió en su hogar temporal, lamió la mano de sus cuidadores e incluso hizo la “despedida del puño”.

Es reamente maravilloso cuando un cachorro consigue un nuevo hogar y ver la emotiva reacción del peludo es aún más gratificante. ¡No dejes de compartir esta encantadora historia!