Perrito se niega a dejar el porche tras semanas de esperar a su familia que lo abandonó

Resulta imposible de imaginar cómo alguien podría tener un corazón de piedra y alejarse mientras ve cómo su amada mascota se queda tirada en la soledad más absoluta, como si de un viejo mueble se tratara.

Pero eso que nos parece totalmente perturbador, no es tan lejano a la realidad y es el drama que vivió Cupido, un dulce perro que fue abandonado por su familia en Harrisburg, Pensilvania, por la más insólita razón.

La familia se mudó de casa dejando atrás a Cupido sin importarles que con ello destrozarían su corazón para siempre

El perrito no tenía ni comida, ni agua, nada… No podía entrar a la casa, y no entendía francamente por qué de la nada se encontraba totalmente solo. ¿Quién podría explicárselo?

Permaneció quieto, merodeando un poco por la calle, pero siempre volviendo a su «lugar seguro»: el porche delantero del lugar al que alguna vez había llamado hogar.

Por suerte, Janine Guido, una excepcional mujer, la fundadora de Speranza Animal Rescue, fue alertada de la situación y no dudó un segundo en ir a ayudarlo. Pero ella no imaginaba que el vínculo que tenía con su supuesta familia era tan fuerte, que moverlo de allí resultaría una tarea casi imposible.

Ella trató de interactuar con él sin éxito, lo único que vio fue cómo con cierta frecuencia volvía frenéticamente al porche insistiendo una vez más en entrar, como si todavía albergara la esperanza de que todo eso era una pesadilla y finalmente algún miembro de su familia le permitiría ingresar.

¡Es absolutamente desgarrador!

Janine quedó deshecha al ver cuánto quería a la familia que lo dejó atrás para siempre. En un momento, finalmente la mujer logró ganarse su confianza y lo trepó al auto para llevarlo al refugio, no sin antes publicar un contundente y merecido mensaje dirigido a los dueños de Cupido.

La publicación ha sido compartida casi 4.000 veces

«Esto es lo que hace tu perro, cuando te mudas y lo dejas atrás», empiezan las mordaces palabras de Janine.

“Cuando llegué, tu perro estaba comiendo en un basurero. Y cuando traté de acercarme, se fue a su «lugar seguro». Saltó frenéticamente y rascó la puerta, rogándote que lo dejaras entrar», continuó Janine.

“La siguiente vez que volvió a tu porche, hablé con él y le dije que estaba aquí para ayudar, que lo iba a sacar de ahí. En ese momento fue que entendió lo que estaba sucediendo, se acercó a mí y se sentó, permitiéndome ponerle la correa».

“Lloré mientras ponía a tu perro en mi auto. Y a pesar de que probablemente sonaba loco, le expliqué todo camino al refugio», agregó.

«Lamento que te hayan decepcionado. Pero espero que te des cuenta de que estamos aquí para ayudarte. Y nunca nadie más te dejará solo. Bienvenido a la familia, Cupido», concluye.

Cupido se robó el corazón de todos en Speranza Animal Rescue.

«No ha sido más que el caballero más dulce desde que vino al refugio. Se nota que todavía está realmente confundido. Pero está feliz de conocer a todos con una cola que se mueve”, dijo Janine.

La publicación de Janine no tardó en hacerse viral, y desde entonces han recibido más de 50 solicitudes de adopción para Cupido, pero el pequeño aún no está listo para ser adoptado. Sabemos que muy pronto tendrá el hogar soñado que merece.

Comparte esta desgarradora historia para que todos los dueños se den cuenta del indescriptible daño que pueden hacer a una mascota cuando la dejamos atrás. ¿Cuándo entenderemos que son seres que sienten, aman, sufren y padecen? Dile NO al abandono.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!