Perrito se sube cada noche al coche para acompañar a su humano que trabaja como taxista

En ocasiones, pedir un taxi puede ser una ruleta de la fortuna pues, así como hay conductores muy amables también los hay malhumarados o, peor aún, aquellos que ponen en riesgo nuestra integridad física. Por seguridad es que nunca deberíamos aceptar que nos recoja con un acompañante.

Sin embargo, un hombre contó en redes su experiencia en un taxi bastante peculiar.Taxi

Cuando Orlando de Lima (Perú) llamó a una línea para que lo recogieran no se imaginó la sorpresa que se llevaría. Pero, ¡calma! Se trata de una bastante positiva porque si hay algo que puede alegrarte el día montarte en un taxi cuyo servicio incluya a un perrito.

Sí, en el automóvil que recogió a Orlando iba un peludito bastante carismático y muy educado. Resulta que el animalito es la mascota del chófer y no le gusta que el hombre salga a trabajar solo, no se lo permite.

«Ayer pedí un taxi y el señor tenía a su perrito acompañándolo”, relató Orlando.

El perrito en cuestión era un poodle blanco e iba sentado a un lado de su dueño en el asiento del copiloto. El conductor del taxi preguntó a Orlando si no tenía inconveniente con que su mascota lo acompañara y se disculpó, pero para el joven el asunto lejos de molestarle le había encantado.

La razón era sencilla, no solo porque a Orlando le encanten los animales sino porque en ese breve viaje pudo observar el lazo que tiene el chófer con su mascota.

Durante toda la carrera, el sujeto mantuvo una conversación con Orlando pero también le decía palabras bonitas al peludo para mantenerlo calmado.

Y la verdad es que el animalito se mostró muy dócil o acostumbrado a los viajes en taxi, pues en ningún momento se mostró nervioso o alterado; aunque sí algo tímido con Orlando.

El taxista explicó que tenía algún tiempo y acompañándolo, pues a este chófer no le gustaba la idea de que su mascota se quedara en casa sola y además estresada porque no lo veía.

Fue así como un buen día lo subió al taxi y nunca más pudo bajarlo.

Cuando el peludo ve que su papito se está alistando para comenzar la jornada, lo persigue para que no se le escape. El perrito taxista ya está acostumbrado al trabajo, aunque las jornadas de los taxistas suelen ser bastante extensas.

El perrito y su dueño se han habituado a acompañarse en toda la jornada, el hombre hace descanso en parques públicos para que el peludo baje y haga sus necesidades. Este chico nunca ha hecho ningún destrozo en el taxi, pero en parte es porque su humano es bastante precavido.

Lo que comenzó como una prueba, ahora se convirtió en una forma de trabajar.

El chófer también comentó que la presencia del perrito le ha traído más clientes e, incluso, el can ya se hizo amigo de algunos. Además, también cree que la bolita de pelo le ha ayudado a espantar a los delincuentes.

Orlando quedó tan encantado con la experiencia de ese viaje en taxi que no pudo evitar tomarle una fotografía al cachorro y colgarla en Twitter. Esa había sido una experiencia única y quería compartirla con sus allegados.

Muchas personas reaccionaron desde sus puntos de vista.

La historia y mirada del perrito en la fotografía que acompañó la publicación hicieron que miles de internautas reaccionaran conmovidos. De hecho, algunos apostaron por un sistema de transporte en que las mascotas sean permitidas.

“Ojalá se regule y que siempre se pueda llevar las mascotas en el colectivo, taxi, subterráneo. Es hora de evolucionar, que haya más animalitos en todos lados”, expresó.

Tomar un taxi y conocer a estos personajes es una verdadera fortuna. Sin duda que entre las personas malas que puedan existir en este mundo, también hay unas muy amables y con el corazón tan generoso como el de este chófer.

Mucha suerte en las calles a este peludito y a su padre taxista, sigan alegrándole la vía a las personas.