Perrito utilizado como cebo es rescatado de un contenedor de basura

Los combates de perros son considerados una contravención grave en más de 50 condados de Estados Unidos, sin embargo, esto no detiene a personas inescrupulosas a criar perritos con el único fin de educarlos para tal fin. Lamentablemente, una perrita fue encontrada cerca de un refugio en un contenedor de basura con cicatrices viejas y lesiones nuevas que indicaban que era utilizada como cebo.

La perrita de 3 años fue encontrada totalmente desnutrida y con fuertes lesiones.

El refugio que encontró a la perrita informó al Departamento especial de crueldad animal sobre el reciente caso y siguen investigando para dar con los responsables de tan inhumano acto. Tras su hallazgo fue llevada al hospital para que atendieran las graves lesiones que tenía, sobre todo la hinchazón de su cabeza. El refugio publicó en su página de Facebook la difícil situación de la perrita informando a sus seguidores que estaban haciendo lo posible para establecer su delicado estado de salud.

Second Chance Rescue NYC Dogs fue el refugio que encontró a la perrita.

La perrita  tenía múltiples lesiones con gusanos que aumentaban su infección. Debido a la gravedad de su estado necesitó transfusión sanguínea de uno de los perros de rescate, Crawford fue el elegido para ayudar a salvar a su nuevo amigo canino. La perrita se hizo más débil debido a la fuerte diarrea que tenía. El personal médico tuvo que administrar fuertes dosis de antibióticos para combatir todo lo que estaba padeciendo.

En el refugio decidieron llamarla Bunny.

Tras la declaración de la situación de la pequeña Bunny todos los amantes de los animalitos se mostraron indignados, no es posible que las personas decidan tener un animalito solo para conseguir beneficios económicos sin importarles el sufrimiento al que son sometidos. Bunny es tan solo uno de los tantos animalitos tratados injustamente, no puede ser que los animalitos sigan sufriendo de esa manera. De nosotros depende hacer valer sus derechos.

A pesar de todo el dolor que sufría Bunny demostró ser una perrita muy dulce.

Debido a las fuertes lesiones, el equipo médico se vio en la obligación de quitarle la colita. Pasará un rato largo en hospital hasta que se recupere no solo de las lesiones físicas sino que vuelva a confiar de nuevo en las personas. Bunny ha sufrido mucho pero ha sido fuerte ante todas las adversidades. Deseamos que las autoridades encuentren a los responsables y les hagan pagar por tanto dolor causado a nuestros adorables peluditos.

Los perritos no tienen voz pero cuentan con nosotros. Ayuda a compartir la nota para juntos hacer justicia por todos los perritos sometidos a malos tratos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!