Salva a los perritos gemelos que fueron abandonados porque nacieron sin su ojo izquierdo

Roxy y Toulouse son dos adorables perritos gemelos que nacieron sin su ojo izquierdo. Esto debido a que su madre contrajo una infección bacteriana durante el embarazo.

Sus dueños lamentablemente etiquetaron a los perritos como «imperfectos», así que decidieron que fueran dormidos para siempre. Por fortuna, Fanny Sannier, una joven de 19 años residente en Bélgica, se enteró de la historia de los perritos y decidió intervenir para salvarlos.

Perritos gemelos disfrutan de la mejor vida tras ser rechazados por tener un solo ojo.

perritos

Sannier viajó hasta el refugio de matanza y terminó por adoptar a los perritos, para ella, fue como un regalo anticipado de Navidad.

Fiel amante de los animalitos, ella no permitiría que los peludos perdieran la vida solo por lucir diferentes. Al respecto la joven comentó:

“Cuando descubrimos que podrían ser sacrificados, todos quedamos devastados”.

La joven sabía que podían llevar una vida como cualquier otro perrito, también estaba consiente que necesitarían cirugía y tratamiento para ayudarlos a mejorar su condición.

Aunque para algunas personas los perritos con una condición «nos son los favoritos», están aquellas personas que lejos de su apariencia, solo se fijan que son angelitos terrenales que quieren amar y ser amados.

Con la certeza de llevárselos a su casa sanos y salvos, ahorró el dinero para la cirugía, pagó cerca de 540 dólares.

Para Sannier las “imperfecciones” de los perritos los hacen lucir aún más adorables.

Solo tenían dos meses cuando les realizaron el proceso quirúrgico, por fortuna, la operación fue todo un éxito. Los veterinarios cocieron sus ojitos y ahora disfrutan de una nueva vida.

Se han convertido en los mejores cómplices para realizar travesuras, aman correr bajo la lluvia, jugar con los peluches que casi siempre terminan destrozados.

Los perritos son una dupla llena de mucha energía y amor para dar.

También les encanta jugar con sus otros dos hermanos adoptivos. Juntos son una pequeña manada que llenan de amor, alegría y mucha diversión los días de una joven que decidió cambiar sus vidas.

Al respecto Fanny comentó:

“Estoy muy contenta de que los hayamos adoptado. Están tan llenos de vida, y espero que estén a mi lado el mayor tiempo posible”.

Si bien en ocasiones su familia se cuestiona sobre el trágico final que hubieran tenido los perritos de no haber actuado a tiempo, agradecen tener en casa a esas adorables bolas de pelos que cada día les demuestran su amor incondicional.

Fanny comenta que son muchas las personas que se sorprenden cuando les cuenta su historia, el pasado de los peluditos que iban a ser sacrificados solo por ser diferentes.

Roxy y Toulouse nos recuerda que lo que realmente importa es la esencia y no la apariencia.

Actualmente, pasan sus días disfrutando de una vida como si no tuvieran ninguna limitación física. El jardín de la casa se ha convertido en su lugar favorito, ahí juegan, se refrescan y son inmensamente feliz.

“La reacción suele ser siempre la misma, la gente está realmente sorprendida de que los hubieran sacrificado, porque pueden ver cuán llenos de vida están ambos perros”, destacó Fanny.

Este par de peluditos cambió por completo no solo la vida de una joven, sino de toda la familia. Quienes disfrutan verlos tan feliz y llenos de vida.

Finalmente la joven comentó:

“Toda mi familia los ama tanto porque traen alegría a nuestro hogar”.

Esta hermosa dupla ama pasar sus días en el jardín de la casa, desde ahí hacen incontables travesuras, se refrescan, son libres y completamente amados. Para la familia, es realmente gratificante verlos tan felices.

La mayor recompensa al rescatar a un perrito vulnerable es su mirada, llena de gratitud, lealtad y amor incondicional. ¡Adopta!