Conmovedor momento en que los perritos mimados de un cantante lloraron pegados a su ataúd

Quienes han tenido perritos en casa saben que el vínculo entre ellos es incomparable, un amor tan puro e inmenso protagoniza la vida de ellos y las personas que deciden hacerlos un miembro más de la familia.

Sin embargo, nada es eterno y por muy doloroso que parezca la despedida, es inevitable causando gran tristeza ante quienes lamentan su partida.

Perritos lloran junto al ataúd de su persona favorita conmoviendo a miles de espectadores.

perritos

El reciente fallecimiento del Rey del despecho, Darío Gómez, dejó un gran dolor no solo en sus familiares, sino entre amigos y seguidores, quienes lo veían como un gran referente de la música popular colombiana.

También sus adorables perritos se vieron muy afectados ante la muerte de quien por años fue su principal cuidador y cómplice de aventuras.

Darío Gómez fue un gran exponente de la música popular en Colombia, se dio a conocer como el “El Rey del despecho”.

Tras la muerte de su amo, los perritos se notaron notablemente afectados, al funeral asistieron miles de personas quienes decidieron despedirse de su ídolo.

Pero, fue la presencia de los perritos lo que llamó la atención de los asistentes, y por supuesto, de los medios de comunicación, quienes se encargaron de viralizar a la pareja de Cocker spaniel Abril y Beethoven, en las horas fúnebres de quien en vida los amó tanto.

A través de las redes mostraba con orgullo a sus dos cachorritos, así les decía de cariño.

Esta dulce parejita caló de manera inmediata en el corazón del artista, quien los amó con locura hasta el último de sus días.

A través de las redes, Darío Gómez publicaba con frecuencia los hermosos momentos que compartía con sus peluditos.

Fotos y vídeos dejaban evidencia del gran vínculo y complicidad entre el artista y sus cachorritos, como les decía  cariñosamente pese a que Abril y Beethoven ya son de edad avanzada.

Johana Vargas, viuda de Darío Gómez, reveló a un medio local que el artista había pedido que si llegaba a fallecer antes que sus mascotas, por favor, las llevaran a verlo para que éstas no pensaran que los había abandonado.

Sus familiares cumplieron su voluntad y llevaron a la parejita de cachorritos para que presenciaran el último adiós del Rey del despecho.

“Los trajimos para que vieran que se murió y no piensen que los abandonó”, expresó Daniela, nieta del cantante.

Vargas recordó que uno de los perritos presintió la muerte de Darío. El día que el artista falleció, Abril, la dulce perrita, estaba muy cabizbaja. Al respecto, la mujer comentó:

“No sabíamos nada, pero ella cambió; inmediatamente se quedó en la casa, no quería salir, parecía como si estuviera enfermita y con comportamiento nervioso”.

Tan solo horas después, el artista falleció dejando a sus compañeros peludos con el corazón roto.

Sus familiares aseguran que Abril y Beethoven fueron los protagonistas de muchas sonrisas de su amo, y los responsables de hermosos recuerdos.

Su vínculo era tan grande que muchas veces los perritos dormían con él, dejando evidencia de la relación especial del artista antioqueño y sus mascotas.

La pareja de perritos se despidió de su persona favorita en el coliseo donde reposaba el cuerpo de Darío Gómez.

La presencia de Abril y Beethoven conmovió a todos los espectadores, quienes presenciaron la tristeza en ambos peluditos, incluso algunos asistentes que estuvieron cerca del féretro aseguran que en algunos momentos los perritos lloraban junto al ataúd de su amo.

Pocos sentimientos pueden compararse con el que profesa un perro ante la muerte de su amo. Le enviamos un abrazo especial a toda la familia del artista y en especial a esos dos ángeles terrenales que enfrentan esta gran perdida.