Perritos pueden respirar tranquilos tras la histórica condena de un maltratador de animales

Nunca puede ser admisible o justificable que los animales sufran malos tratos por parte de algunas personas sin escrúpulos que se sienten con el derecho y el poder de arremeter en contra los más vulnerables.

Por fortuna, algunos países han aprobado regulaciones que permiten controlar de alguna manera comportamientos que dañan a los animales.

En días pasados Paraguay hizo historia tras condenar a un hombre de 50 años, oriundo de Ñeembucú, identificado como Julio Alberto Rivas, quien maltrataba a los animales.

Fue condenado a dos años, pero no entrará a prisión porque se le otorgó el beneficio de suspensión a prueba de la ejecución de la condena y la prohibición de tener mascotas por el término de dos años.

Aunque, Julio Alberto no cumplirá la condena tras las rejas, esta sentencia marca un antes y un después en Paraguay en la defensa de los animales.

Tras dar a conocer esta condena las denuncias por maltrato animal se incrementaron considerablemente. Esta sanción es un antecedente que deja claro que en Paraguay ya no hay impunidad para este tipo de delitos.

Los animales son seres inocentes que viven con amor, solidaridad y lealtad. Los activistas y defensores de los derechos de los animales no descansan en su lucha por protegerlos y cuidarlos.

Nuestros amigos peludos y los gatitos son los animales que más sufren estos tipos de maltratos, pero afortunadamente varios países ya han tomado este tema con mucha seriedad.

Paraguay se suma a la lista de los países que castigan el maltrato animal, y recientemente ha hecho sonar las campanas de la justicia tras condenar con la pena máxima de cárcel a un hombre que le encantaba abusar de los animales.

Este hombre catalogado como un monstruo fue acusado por matar a un perro y herir a otro cachorro con un machete. Las víctimas fueron mascotas de sus vecinos, quienes decidieron denunciarlo ante las autoridades competentes.

El fiscal Víctor Encina fue quien lideró el proceso de justicia, representando al Ministerio Público de Paraguay.

Este proceso no fue rápido, pero después de casi un año finalmente se hizo justicia. Y a partir de esta fecha los nuestros amigos peludos de ese país están más protegidos gracias a esta ley.

Las autoridades locales consideran esta condena como una victoria de la “comunidad animalera”. 

Aunque todavía queda mucho camino por andar cuando se trata de la defensa y protección de los animales, por lo menos la justicia de Paraguay obligará a respetar las vidas animales

Todos agradecen la Dirección Nacional de Defensa, Salud y Bienestar Animal, por las acciones tomadas.

Comparte esta buena noticia para celebrar esta nueva normativa a favor de los animales.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!