Traman el plan perfecto para montar una banda criminal de golosinas gracias a la mejor cómplice

Los niños y los perros son prácticamente iguales, descubren constantemente el mundo, hacen rutinas y desarrollan apegos por objetos y personas; por eso suelen compaginar muy bien. Ellos hacen rápidamente lazos de amistad y se unen para hacer travesuras. No se puede negar que una casa con perros y niños pequeños está llena de amor y ternura, pero también puede resultar caótica.

Nina y Chris lo saben muy bien, ya que cuidan de un dúo de Golden Retiever, llamados Bleu y Colby, mientras su hija Chloe crece.

Bleu y Colby de hecho son bastante traviesos, por lo que han sido apodados “Cheese Patrol”, y desde la llegada de Chloe a casa la han acogido perfectamente; de hecho, la aman y le demuestran todo su cariño con mucho entusiasmo. Bleu la cuida mucho, mientras que Colby juega y se sienta siempre debajo de su silla de comer.

Resulta que Chloe suele ser bastante generosa a la hora de compartir su comida, por lo que “Cheese Patrol” la integró a sus travesuras.

Chloe aún es muy pequeña, pero ya logra llegar a la bolsa donde se encuentran las croquetas de Bleu y Colby. Por lo que el peludo dúo la incitan constantemente para que les de un poco de comida, y recientemente todo pasó a un nuevo nivel.

Amaneció un día y Nina encontró a su hija vagando por los pasillos de la casa, pero ella aún no logra abrir la puerta de su habitación sola, por lo que algo no le cuadraba.

Esta situación la hizo sorprenderse, por lo que decidió instalar una cámara de seguridad en la habitación de su hija para ver qué estaba ocurriendo. El resultado fue tan gracioso como sorprendente para ella y su esposo Chris; efectivamente ella no lograba abrir la puerta sola, pero tenía un par de cómplices.

Bleu y Colby al ver que eran las 6.00am y sus padres no se levantaban para alimentarles, decidieron ir por su colega.

Son ellos los que abren la puerta del dormitorio y luego lamen el rostro de Chloe y la incitan para que salga de su cama. La pequeña, que tarda unos segundos en entender lo que sucede, termina dándose cuenta de que es hora de cometer un delito y termina bajando lo más rápido posible de su cama para caminar detrás de Bleu y Colby.

“Ellos saben exactamente lo que están haciendo y Chloe los alimenta a propósito”, dijo Chris ante las imágenes que aún los sorprenden.

Es increíble el entusiasmo con el que los perritos van a buscar a Chloe y cómo ella está completamente feliz de complacerlos. Es una escena completamente adorable y seguramente tanto Nina, como Chris, no pueden dejar de pensar que todo es muy gracioso.

Bleu y Colby descubrieron que Chloe es mucho más generosa que papá y mamá y no desaprovechan esa ventaja.

BoredPanda / Youtube

Queda claro que los perros suelen ser mucho más inteligentes de lo que pensamos; además, en la compañía de niños son capaces de liderar bandas criminales dedicadas a robar golosinas de la alacena. Sabemos que Chloe tendrá siempre a los mejores compañeros y que crecerá junto a ellos como una niña muy feliz. Sin embargo, próximamente se mudarán a un nuevo hogar y sus padres se asegurarán de que no puedan seguir cometiendo fechorías juntos con nuevos controles de seguridad.

Si también te pareció tan adorable como increíble, no dejes de compartir esta historia.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!