Lázaro era una bola enmarañada de pelos de 16 kg, hasta que unos rescatistas cambiaron su vida

Lázaro, un perrito que era una insoportable bola de pelos enmarañada de 16 kg, conoció el amor y la más milagrosa transformación, gracias a los rescatistas que lo encontraron y cambiaron su vida.

Se trata de un dulce perrito de color blanco, pero su vida solía ser muy difícil. El perrito recibió muy pocos cuidados de sus antiguos dueños, y uno de los peores estragos fue que permitieron que su pelaje creciera a niveles inimaginados.

El pequeño peludo ni siquiera podía moverse por la gran maraña de enredos. Cada movimiento que daba le causaba mucho dolor, con los pelos enredados tirando de su piel.

A Lázaro no le habían cortado el pelo desde hace !Siete años!

Lázaro

Por suerte, muchas personas allegadas a la fundación Big Fluffy Dog Rescue se enteraron de su caso, y decidieron que había que hacer algo para ayudar al pobre animal y devolverle una vida activa y saludable.

Cada verano caluroso constituía un enorme peligro para Lázaro ya que su enorme pelaje era el equivalente a una enorme abrigo de invierno y podría morir de calor.

“No puedo imaginar cómo logró sobrevivir al calor”, dijeron sus héroes.

Lázaro pudo haber perecido a un golpe de calor en cualquier momento

Los antiguos dueños del perro lo entregaron a los rescatistas sin resistencia y aceptaron que no habían hecho un buen trabajo cuidando a Lázaro.

Una vez que obtuvieron su permiso, lo sacaron del granero y se prepararon para afeitarlo por completo. Esta era la única opción para poder darle un estilo de vida digno al pobre perrito.

Una de las rescatistas es estilista profesional de humanos, así que fue quien tomó la iniciativa a la hora de afeitar al perrito.

Cuando lograron quitarle todo el pelaje quedaron impactados. Lo pesaron y comprobaron que el pequeño había estado a cuestas con casi 16 kilos de pelaje enredado y descuidado.

Pero el resultado fue increíble, Lázaro parecía otro perrito, se veía más saludable y feliz pero todavía tenía un largo camino por delante para recuperarse.

Entre los 16 Kg no solo habían pelos, sino también mucha tierra, paja y hasta materia fecal.

Además del problema de su pelaje tenía la cola rota, problemas de irritación en la piel, heridas en sus orejas y algunos tumores que había que chequear.

¿Cómo es posible que sus antiguos dueños lo hayan descuidado tanto? ¡Es algo que nunca podremos entender!

A Lázaro le costaba muchísimo caminar, ya que sus músculos se habían visto deteriorados con el enorme peso del pelaje.

Actualmente, el lindo perrito se encuentra viviendo en el garage de una de las rescatistas donde podrá recuperar las fuerzas para caminar y adaptarse al mundo.

En este video puedes ver todo el proceso de transformación de este lindo perrito que nunca mereció pasar por tanta negligencia:

Su mirada luce cada vez más brillante. Cada vez busca más cariño, y poco a poco se ve más seguro y fuerte en su caminar. A veces parece que se abruma fácilmente, así que vamos a su paso”, mencionan sus rescatistas.

Hasta que logre recuperarse por completo, Lázaro continuará en las manos de sus rescatistas. Una vez que se muestre más adaptado esperan poder conseguir un hogar definitivo en donde reciba todo el amor y cuidados que tanto se merece.

“Todavía no se muestra cómodo con todos los ajetreos de la vida moderna”.

Así luce Lázaro ahora y realmente parece otro peludito:

Levantamos la voz en contra de los tristes casos de negligencia animal como este, que someten a un terrible peligro y dolor a los pobres animalitos. Pero nos alegra conocer de los finales felices gracias a los rescatistas que aparecen en el momento oportuno para cambiarles la vida.

Es preciso que ayudemos a crear conciencia sobre los cuidados necesarios para los perritos como Lázaro. Ningún perrito merece pasar por un descuido así.