Perro que dormía afuera encuentra su hogar soñado en una farmacia y atiende feliz a los clientes

Una empresa se ha comprometido con el cuidado de un perro sin hogar y con ese gesto le han cambiado la vida para siempre. Como todos sabemos, la adopción es un asunto de humanidad y va más allá de cualquier situación económica, pues los peludos –si bien implican una responsabilidad- no son ninguna carga imposible de llevar.

Por ese motivo alegra ver la iniciativa no solo de personas, sino de empresas que se animan a brindarles un techito a los animalitos más necesitados necesitados. 

Así como este perro que merecía tener un hogar.perro

Sin duda que para un animalito que ha vivido lo peor durante años, la adopción es su mejor opción pero en diversas ocasiones resulta un asunto de suerte. Con millones de perros deambulando por las calles en diferentes partes del mundo, para estas criaturas no es tan fácil hallar un verdadero hogar. 

Pero este can llamado Alfredo pertenece al grupo de los afortunados que ya cuenta con una familia.

El perrito fue rescatado por los trabajadores de la farmacia Cuida Bem Farma ubicada en Macapá, en el estado de Amapá, al noreste de Brasil. Alfredo solía deambular por las calles cercanas al establecimiento en busca de comidita, agua y algo de cariño.

En la farmacia siempre lo recibían porque son un local pet friendly (amigables con las mascotas)

En este local existe un área especial para las mascotas de los clientes y esto le parecía muy atractivo al perrito, pues siempre encontraba amigos con quienes jugar y las personas eran muy amables con él.

Por ese motivo el can comenzó a visitarlos con bastante frecuencia, hasta el día en que alguien se conmovió de él.

Para el callejerito esa comida y bebida gratis era el mayor atractivo de la farmacia.

Según relató Leticia Brito, diseñadora gráfica de la empresa, con su carisma el perrito se ganó a clientes y también a los empleados. Hasta el momento en que el grupo decidió adoptarlo y de ese modo darle una verdadera familia.

“Alfredo vino un día a la farmacia y lo vimos más seguido. Pasó el día allí, hasta que un día lo vio nuestro jefe y lo alentamos a adoptar al perrito”, contó Leticia.

El gerente de la farmacia también pensó que sería una buena manera de impactar positivamente no solo en la vida del perrito, sino en la de sus clientes y la de otros empresarios.

La intención era que con la historia de Alfredo, otras personas se dieran cuenta de que adoptar es siempre la mejor opción e incluso si eres dueño de alguna tienda o empresa.

El perrito supo ganarse hasta al jefe y literalmente lo «contrataron» para ser el mimoso del lugar.

Este peludo no es la mascota de la farmacia solo de palabra, sino de título y en su cuellito cuelga una plaquita de identificación. Alfredo también cuenta con una pañoleta que lo distingue como parte de la familia Cuida Bem Farma.

Este es el empleado más mimado que pueda existir.

Después de su acto altruista, todos en la farmacia están comprometidos con la causa animalista y han hecho alianza con la organización Anjos Protectores para impulsar ferias de adopción. 

La farmacia y la organización unieron sus fuerzas y ya celebraron el primer evento.

“Nos gustaría mucho que otras empresas se hicieran cargo de los animales callejeros aquí en Macapá, porque es un trabajo difícil solo para las ONG. Los perros sufren mucho aquí, hay una gran cantidad de animales abandonados. Queremos que cada uno hiciera un poquito, que al menos lo dejara dormir en la puerta del lugar o algo así ”, dijo Leticia.

Así como este perrito, existen otros canes adoptados por trabajadores y sin duda que este es el tipo de empresarios y personas son las que el mundo necesita.

Cuida Bem Farma ha demostrado su compromiso no solo con la salud de sus clientes, sino con el bienestar animal y esperamos que su determinación en la promoción de este tipo de actividades los lleve verdaderamente a crear consciencia. 

Ciertamente las ONG no pueden hacer todo solas pero unidos cada uno puede aportar su granito de arena y la adopción responsable es una gran manera de colaborar.