Hombre detiene su coche para ayudar a un perrito arrugadito y calvo en media carretera

Calvin Tucker es un ángel en forma de hombre, que jamás duda en salvar a cualquier animalito vulnerable, como el perrito calvo de esta historia.

El hombre de Alabama, Estados Unidos, protagonizó su primer rescate en el 2017, desde entonces rescató cerca de 123 animalitos indefensos. Tal como sucedió cuando un pequeño gatito gris apareció fuera de su trabajo en buscando ayuda.

Y a pesar de que Calvin no le gustaban mucho los gatos en ese momento algo especial de este pequeño felino llamó su atención.

“La forma en que me miró me tocó el corazón. Así que compré algunas galletas y se las di. Al día siguiente me estaba esperando a las 7:00 a.m», dijo Calvin.

Terminó adoptando al gato, a quien llamó Henry. También ha pasado semanas alimentando colonias de gatos salvajes.

El amor de este hombre por los animalitos no tiene límites

hombre

Esta intuición heroica con los animales volvió a iluminarse cuando tuvo la sensación de que alguien necesitaba su ayuda.

«Iba a mi casa un viernes por la noche y por alguna razón, algo me dijo que bajara de la autopista unas 6 salidas antes de mi casa, cuando lo hice vi a Wrinkles de inmediato. Estaba en el medio de la carretera muy asustado, venían automóviles y le tocaban la bocina», relató Calvin.

Se detuvo y atrajo al cachorro con una lata de comida a un lado de la carretera, donde permaneció con él durante unos 20 minutos, tratando de ganarse su confianza.

Casi no tenía pelo y lo único que se le podía ver eran arrugas.

Llevó al perro a un hogar de acogida donde lo bañaron, al día siguiente pasó por el cachorro para ir al veterinario. Aunque tenía sarna severa, fiebre, parásitos y gusanos, era un cachorro muy amoroso.

«Se acostó en la mesa y nos miramos a los ojos y lo único que vi fue que estaba feliz de estar fuera de las calles. Se podía ver la gratitud en sus ojos por la forma en que me miraba, estaba en total paz», dijo Calvin.

Wrinkles permaneció en el hospital veterinario durante el fin de semana para recibir el tratamiento y después fue trasladado a un hogar de acogida donde le esperaba una larga recuperación de sus heridas.

En el lugar de acogida se quedaron atónitos al ver que era el perro más dulce de todos.

En el hogar de acogida lo calificaron como el perro más dulce que habían criado, desde el primer día se la llevó muy bien con todos, corría jugaba y se divertía mucho.

La piel de Wrinkles tardó seis meses en recuperarse y sus arrugas fueron reemplazadas por un pelaje negro brillante.

Calvin contactó a sus amigos en Two By Two Animal Rescue en Helena, Alabama, y ​​les pidió que lo ayudaran a encontrar una familia para Wrinkles.

Nunca imaginó que pronto encontraría a quién abrazar

Afortunadamente, no pasó mucho tiempo para que este adorable cachorro encontrara un nuevo hogar.

Sus arrugas y su calvicie es ya parte de su pasado

“Sus dueños hicieron una visita al hogar y cuando se conocieron fue amor a primera vista de ambas partes”, dijo Calvin.

Ahora es difícil decir quién está más complacido, si el hermoso perrito o sus padres.

El destino de este cachorro cambió gracias al instinto de Calvin que lo hizo decidir por el camino más largo a casa. Indudablemente, esta historia nos muestra que los ángeles sí existen.

Es increíble que este perrito se haya transformado tanto gracias a la compasión de un hombre que decidió no pasar de largo. ¡Qué diferente sería el destino de tantos peluditos si muchos actuáramos así!