Un perro que pasó toda su vida en cadenas conmueve a todos con su reacción al conocer el mar

Herschel es un hermoso pastor alemán que pasó los primeros de su vida sin conocer lo que era vivir sin estar atado a una cadena. Al no poder moverse, el angustiado perrito mordía una y otra vez su cadena en un desesperado intento por conseguir la libertad, pero no consiguió más que herirse a él mismo.

Herschel conoció la libertad cuando ya tenía 5 años de edad.

Después, Herschel fue entregado en un refugio y allí su futuro comenzó a parecer mucho más sombrío. Al ver que era uno de los perros con menos probabilidad de ser adoptado estuvieron a punto de poner fin a su vida. Afortunadamente, fue rescatado por la Fundación Found Animals Adopt & Shop y decidieron que harían todo lo posible para que este lindo perrito consiguiera la vida que se merecía.

“Cualquier pastor alemán tan grande como Herschel puede tener muchas dificultades para ser adoptado. Muchas personas creen que se tratará de un perro agresivo o difícil de entrenar”.

Herschel fue seleccionado para participar en el programa Dog’s Day Out, que consiste en un día de mimos y toda una serie de experiencias nuevas para dar a conocer a perritos que buscan un hogar definitivo.

Herschel vive en California, Estados Unidos.

Después de probar su primer helado y salir a conocer mucha gente en la calle, Herschel se ganó el corazón de muchos y no tardó en ser adoptado por una amorosa familia de Washington.

“Todo lo que Herschel necesita es amor”.

Un empleado de la Fundación se tomó el trabajo para transportar al peludo perrito desde Los Ángeles hasta Washington y mientras pasaban por la hermosa costa decidió parar por unos segundos para el que el pastor alemán lograra ver el mar por primera vez. Para muchos de nosotros, conocer la playa es una experiencia inolvidable. Para Herschel, tras largos años de encierro se trató de un momento sumamente liberador.

“Está intentando procesarlo. No sabe qué es esto”.

Newsner

A pesar de toda su experiencia cuidando perritos, el encargado de transportar a Herschel queda en shock con la toda la felicidad y el sinfín de emociones que el abrumado perro muestra una vez que se encuentra frente a las olas. El pastor alemán comienza a saltar lleno de alegría y comienza a dar unos extraños aullidos tratando de expresar lo feliz que se siente con su nueva libertad.

Ese sonido que parece de un dinosaurio es su intento por demostrar lo emocionado que está”.

Celebramos el hermoso trabajo que hacen fundaciones como Found Animals Adopt & Shop al dar una segunda oportunidad a perros tan especiales como Herschel.

Comparte la hermosa reacción de este pastor alemán para recordar la importancia de no juzgar a ningún perro por su tamaño o raza.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!