El perro que acompañó al ex presidente George Bush fue honrado con una estatua

Sully es un perro que sirvió al ex presidente de los Estados Unidos en los últimos seis meses de su vida. El adorable perro conquistó a una multitud tras permanecer fiel junto al ataúd de Bush en su funeral.

La lealtad del Labrador cautivó los corazones de todos, y ahora generaciones futuras pueden celebrarlo y contemplarlo a través de una estatua de bronce.

Sully el fiel perro de asistencia del ex presidente Bush tiene su propia estatua de bronce.

Sully

Sully ahora tiene su propia estatua de Bronce de tamaño natural, la pieza fue encargada por la escuela de perros de servicio nacional America´s VetDogs y esculpido por Susan Bahary. Al respecto la artista comentó:

“Me enamoré del perro cuando lo vi frente al ataúd en la funeraria de Texas. Sabía que como escultor, tenía que esculpirlo.

Yo quería capturar en bronce de tamaño natural la hermosa lealtad y vínculo que nuestro amado presidente inspiró en él y quedó grabada para siempre en nuestros recuerdos…

Pasé tres horas midiéndolo, admirándolo y conociéndolo”.

Su estatua de bronce se inauguró en Long Island, Nueva York en honor al Día de los Veteranos. John Miller, presidente y director ejecutivo de Americas Vetdogs comentó al respecto:

“Los perros son los mejores amigos del hombre y, en última instancia, Sully cumplió eses papel para una de las personas más destacadas del país, realmente trabajó para arrojar luz sobre los servició que están disponibles para todos”.

Durante seis meses, Sully le brindó a Bush lealtad y asistencia en muchas de las tareas diarias. Después de prestar su servicio al presidente número 41 de los Estados Unidos, Sully continúa trabajando en el Centro Médico Militar Nacional Walter Redd.

Desde estas instalaciones el adorable perro consuela a los veteranos y a sus familias mientras están en el centro médico.

Valerie Cramer, la entrenadora de la mascota del exmandatario destacó que el tributo honra la belleza que cruza todas las barreras.

“Tal vez perdió el trabajo que hizo antes en la Casa Blanca, pero está muy feliz de estar haciendo lo que está haciendo ahora porque toca muchas vidas.

El vínculo especial del perro con los veteranos discapacitados no se romperá”, dijo Cramer.

La organización VetDogs detalló que desde 2003, han entrenado perros guías y de servicio para brindar independencia, mayor movilidad y compañía a veteranos con discapacidades en todas las épocas.

En el 2015 expandieron su programa a los socorristas, incluidos los bomberos, la policía y el personal médico de emergencia.

 “Sully hizo un gran trabajo, junto con la familia Bush, simplemente fue fantástico trabajar con ellos, al arrojar luz sobre nuestros servicios”.

La estatua de Sully en Americas VetDogs es la segunda. Bahary creó una pieza similar del perro de servicio para la Biblioteca y Museo Presidencial de George Bush en College Station, Texas, tardó cerca de tres meses en terminarla.

Bahary talló al perro sentado sosteniendo su correa en la boca y vistiendo su chaleco oficial para perros de servicio de Americas VetDogs, que incluye el gran sello de los Estados Unidos en la espalda.

Durante la inauguración Sully posó pacientemente junto a su doble de bronce para las fotos.

Aunque este adorable perro ya no cumple su rol de asistencia en la Casa Blanca, no ha olvidado a la familia Bush.

En el Día de los Veteranos, el perro se comunicó con Jenna Bush y sus hijas Poppy Louise, de cinco años, y Mila, de 7 años, a través de una vídeollamada. Durante la reunión virtual Poppy comentó:

“Hola perrito, quiero abrazarte. ¿Te acuerdas de Gran Campy?” el perro asintió con la cabeza.

perro

Esta adorable bola de pelos sigue conquistando a todos con su lealtad y amor incondicional.

Se necesita un perro extraordinario para llevar a cabo una misión extraordinaria. Muchas felicidades, Sully.

Más noticias sobre: