Un perro muere tras 2 horas de juegos con su familia en el lago, ellos no sabían del peligro

La familia de Hanz, un adorable perro de raza Schnauzer, decidió ir con él como de costumbre de paseo al lago. Todo parecía indicar que sería un maravilloso día de relax familiar, en la compañía de su amado perro que disfrutaba de jugar con su humana favorita, la hija pequeña de los Walsh.

Poco podían sospechar que esos serían los últimos momentos a su lado

Jennifer Walsh relató en Facebook la devastadora experiencia que tuvieron que atravesar junto a su amado Hanz después de una simple aventura en el agua.

Al parecer el perrito amaba jugar con su familia y uno de sus pasatiempos favoritos era que le tiraran palos para él irlos a recoger en el lago y traérselos de vuelta. Como era algo que amaba, una vez más lo hicieron con Hanz. Y como siempre, él cada vez volvía con más energía y entusiasmo en el juego.

Sin darse cuenta, en menos de 30 minutos el perro se metió al lago como 20 veces para recoger todo aquello que su familia le lanzara, pero no eran conscientes del grave peligro que podría suponer eso para Hanz.

Poco tardaron en darse cuenta que el perrito fue perdiendo vitalidad y de pronto empezó a hacerse pipí de manera desesperada. Después de eso, se lo veía francamente agotado, pero su familia pensó que nada más era cansancio por el día soleado y el juego.

Sólo cuando vieron que ya no era el mismo y su salud estaba demasiado débil, lo llevaron de inmediato al veterinario.

Llegaron tan pronto como pudieron, pero tristemente todos los intentos fueron en vano. Hanz ya había fallecido. ¡Es desgarrador!

Totalmente devastados, lo único que le quedaba a Jennifer era averiguar qué le pudo pasar a su perro, y el veterinario les reveló que falleció por intoxicación por beber demasiada agua, un síndrome también conocido como «hiponatremia».

Lamentablemente, es una enfermedad que cobra la vida de muchos perros cada año, pero de la que se habla poco.

La hiponatremia está causada por la ingesta excesiva de líquidos, lo que hace que el cuerpo pierda sodio.

Ocasiona que las células del cuerpo comiencen a llenarse de agua y se hinchen, lo que a su vez afecta al cerebro y al sistema nervioso central, causando la muerte del animal.

Tristemente, los perros no pueden darse cuenta cuándo deben dejar de beber, ya sea en las aguas del mar o bajo una manguera. Es por eso que los dueños deben estar especialmente atentos ante algún exceso que pueda resultar fatal, sobre todo ahora ante la proximidad del verano.

Los principales síntomas que hay que prestar atención son: debilidad, mareo, pérdida de apetito o nauseas y vómitos.

Inside Edition

Otros síntomas también pueden ser: pipí descontrolado, estómago hinchado, pupilas dilatadas, ojos vidriosos, calambres o pérdidas de conciencia. Algunos perros podrían sobrevivir a la intoxicación haciendo mucho pipí, pero no pasa con todos.

Ahora los Walsh lloran la partida de Hanz y sólo quieren advertir a otros dueños para que no tengan que pasar por su mismo dolor.

“Ojalá hubiésemos sido advertidos antes. Eso podría haber salvado la vida de Hanz”, escribió Jennifer.

No te vayas sin compartir esta importante información con todos tus amigos antes de que sea demasiado tarde.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!