Vuelve a abrazar a mamá después de 2 años de vivir solito y con hambre en las calles

La vida de un perro puede dar muchas vueltas y más cuando por una u otra circunstancia va a parar a las calles. La siguiente historia es un reflejo inminente de esta situación pero con un final inesperado y feliz.

Desde el año pasado hay peludo en las jaulitas del refugio de la Sociedad Protectora de Animales de Wisconsin que esperaba por una oportunidad y por fin le llegó el turno.

El perrito de 4 años se llama Payday y con una triste experiencia en las calles en su lomito

calles

El can llegó al refugio, después de que una mujer decidiera entregarlo. Según contó en ese momento, ella lo había encontrado en situación de calle en una zona desolada y decidió rescatarlo. Lo llevó a su casa e intentó brindarle un hogar, pero las cosas no salieron como ella esperaba.

El perrito no pudo adaptarse al nuevo núcleo familiar y tenía algunas actitudes peligrosas. Parece que Payday se sentí a gusto con la chica, pero no con las demás personas y podía ir desde la timidez hasta la ira.

Reacciones típicas de un peludo que ha sufrido.

Lamentándolo mucho la samaritana no sabía cómo manejar la situación y decidió llevarlo al refugio. Después de unas semanas de entrenamiento, los cuidadores supieron ganarse su confianza y, pese a la desconfianza que le tenía a los humanos, Payday se fue abriendo.

En ese momento todos en el refugio creyeron que estaba listo para ser adoptado y entró en la lista de los peludos en busca de un hogar, pero nadie se había interesado verdaderamente por él.

Los días en el refugio pasaban sin novedad para este perro.

Como estrategia para agilizar el proceso, el director de medios del refugio pensó que un poco de publicidad vendría muy bien al caso y Payday apareció en un noticiero nacional. En ese instante algo inesperado sucedió para todos.

“Nos dijeron que uno de sus espectadores, Dwight, llamó porque reconoció al perro que habíamos presentado”, escribió Wisconsin Humane Society en una publicación de Facebook.

Una niña había visto la sección de adopción de perros en el noticiero y supo que esa bolita de pelo era su mascota desaparecida.

“Dwight normalmente apaga su televisor todas las noches, pero debe haberlo dejado encendido por accidente, o tal vez gracias al destino. Solo tomó un vistazo a la imagen para que Dwight reconociera inmediatamente a Payday”, continuó la publicación.

Este perro tiene una mordida distintiva por una pequeña desviación en su paladar inferior, así que al verlo la niña no tuvo dudas de que se trataba de su antigua mascota y lo comentó con su mamá, Melissa.

La madre fue quien llamó al canal y comenzó el proceso para recuperar a Payday.

De hecho, la misma Melissa condujo hasta otra ciudad para visitar al perrito en el refugio. Aunque ella estaba segura de que se trataba del mismo perro, los trabajadores debían comprobar que la historia era cierta.

Al parecer Payday se había perdido después de un paseo nocturno con la pequeña Dwight y, pese a que la familia lo había buscado, nunca pudieron encontrarlo sino hasta hoy.

Dos años después de aquella noche, la niña reconoció a su mascota en televisión.

Cuando la mujer llegó al refugio no hubo dudas de que su historia era real.

“Se notaba que él la reconoció de inmediato, y fue una reunión tan feliz. Fue mágico. La mayoría de la gente conoce los refugios de animales como lugares donde se adoptan animales, pero reunir a los animales perdidos con sus familias es una parte fundamental de nuestro trabajo. Cada vez que podemos reunir a un animal con su familia, es una ocasión memorable… Fue un privilegio presenciarlo”, dijo Speed.

El perrito logró recuperar su antigua vida y recibió una cálida bienvenida en la casa de la que nunca debió haber salido. Payday ya está de vuelta a su rutina y se ha mostrado como un peludo encantador, nada que ves al perro triste del refugio.

Qué alegría que este chico haya tenido un final feliz, para evitar estas cosas es bueno identificar a nuestro peludo con un chip.