Perro que perdió sus patitas en un accidente deja a su dueña alarmada caminando como los humanos

Cuando la familia de un peludito llamado Dexter lo llevó a casa en el 2015, no tenían ni la menor idea de todo lo que esta criatura significaría en sus vidas. El perro no sólo llegó para darles amor y felicidad, sino que con su perseverancia y determinación se ha convertido en el mayor ejemplo de superación que han presenciado en sus vidas.

Con solo dos patas, Dexter logra todo lo que se propone.

Kentee Pasek es la madre de Dexter y aún recuerda con terror los momentos de angustia que vivió cuando su perro se vio envuelto en un terrible accidente. Dexter era un cachorro travieso y un día escapó de casa sin saber el peligro que corría.

“Dexter escapó del patio y lo buscamos tan pronto como sucedió, pero es rápido. Mi esposo Tim lo encontró corriendo a lo largo de la carretera. Dexter cruzó la calle justo en frente de una camioneta en movimiento. Recibí una llamada de Tim diciendo que ‘Dexter se lastimó un poco las patas delanteras’. Cuando llegué a la escena, fue MUCHO peor de lo que imaginaba»,  dijo Kentee Pasek.

Kentee recuerda ese día como “la peor pesadilla de para cualquier dueño». Como vivían en medio de las montañas, Tim condujo por horas hasta la clínica veterinaria más cercana para que Dexter recibiera atención médica especializada.

Ellos harían todo por salvar a su mascota.

Ese viaje fue determinante para el peludo, pues sus papitos no sabían si iba a resistir. Por fortuna lo hizo, aunque el daño provocado por el accidente fue irremediable.

El perrito perdió una de sus patas delanteras y la otra quedó inmovilizada desde su codo.


Dexter usó un cono por más de un año y además debió poner todo de su parte para volver a caminar. Pese a lo duro del proceso, este perro demostró de qué estaba hecho.

“Siempre estaba súper feliz de estar vivo, sonriendo y siendo positivo. Hubo muchos días en que su actitud fue contagiosa para el resto de nosotros. Me alegraba solo de verlo. Un día lo puse afuera en su perrera al sol, y estaba tan feliz de estar afuera, incluso tan herido como estaba, le encantaba estar con nosotros”, dijo Pasek.

Durante su recuperación, el perrito aprendió a caminar con una técnica que Kentee llamó «caminata con trípode de salto de pierna con clavija», pero ahora el modo de moverse cautivó a su mamita.

Ahora Dexter es un perro bípedo en toda la extensión de la palabra.

Dexter disfruta caminar rápido, así que decidió aprender a hacerlo como los humanos: en dos patas. Este peludo es ahora un perro bípedo y la primera vez que sus padres lo vieron no podían creerlo.

“Lo sorprendí caminando erguido por las escaleras del frente… Me sorprendió y me asustó que se lastimara de nuevo. Recuerdo sentir tanto asombro como aprensión por este perro decidido», dijo orgullosa la madre humana.

Después de ese primer intento, Dexter perfeccionó su arte de caminar en dos patas y ahora es todo un experto.

Verlo andar de ese modo resulta extraño para muchos pero para su familia no es solo el reflejo de un milagro, sino de un espíritu luchador y decidido.


El día que estas personas llevaron a Dexter a casa no imaginaban las grandes lecciones de vida que con él aprenderían, pero en la actualidad están felices de haber superado juntos tantas pruebas como una verdadera familia. Por su parte, Dexter sigue tan feliz y radiante como siempre ha demostrado ser y disfruta de las salidas matutinas con sus papitos.

La vida de Dexter es un gran ejemplo para todos, comparte su inspiradora historia y anima a tus amigos a nunca dejarse vencer.