Un perro héroe rescata a una senderista sorda que resultó herida tras una caminata en Alaska

Este perrito tiene grabado en su corazón la estampa de superhéroe, fue rescatado del abandono y ha hecho de su vida una misión de servicio salvando a otras personas por cuenta propia.

Te contamos que el héroe canino de esta impresionante historia se llama Nanook, tiene 7 años, y en esta ocasión ayudó a Amelia Milling, una joven de 21 años, estudiante de medios visuales en el Rochester Institute of Technology en Nueva York, que resultó lesionada durante una caminata por el sendero Crow Pass Trail, en Alaska.

Ella dijo que partió el lunes por la tarde para una caminata planificada de tres días. Las cosas estaban bien hasta que llegó al paso, donde se encontró con más nieve de lo que esperaba.

“Soy sureña, así que no estaba pensando en la nieve”, dijo Amelia, que tiene problemas de audición, a través de un intérprete.

El perro blanco la encontró después de que ella sufriera una caída mientras intentaba deslizarse por una larga pendiente de nieve. Entonces golpeó una roca que la lanzó al aire,”Sentí que estaba volando”.

Cuando aterrizó, fue que apareció Nanook, aparentemente de la nada.“La primera pregunta que me hice fue dónde está el dueño, luego vi el collar que decía perro guía y me di cuenta de que estaba allí para ayudarme”.

Y este adorable perro esquimal la guió de vuelta al camino principal.

Desde ese momento este peludo blanco no la abandonaría a la humana hasta que su trabajo estuviese terminado, es decir, hasta que estuviese fuera de peligro.

Incluso acampó con ella toda la noche. Para su sorpresa, Nanook seguía allí en la mañana.

Al día siguiente siguió caminando con Amelia y luego de un recorrido de pocos kilómetros hacia el vado del río Eagle, la chica intentó encontrar un lugar mejor para cruzar pero tuvo problemas con el agua rápida y fría.

Resbaló y cayó, mientras luchaba por tratar de salir, Nanook entró en acción saltando al agua helada y la ayudó a regresar a la orilla rescatándola por segunda vez.

En ese momento estaba mojada y fría, así que se metió en su saco de dormir e intentó calentarse.

Después de estar acurrucada un par de horas, se dio cuenta de que no iba a poder salir sola.

Amelia pidió ayuda. Pulsó el botón “SOS” en su messenger satelital activando un localizador de emergencia y luchó por mantenerse despierta esperando que las autoridades pudieran localizarla.

“Realmente quería salir de allí”, dijo.

El teniente de policía del Estado de Alaska Eric Olsen fue parte del equipo que respondió al SOS de Amelia.

Nanook los estaba esperando cuando llegaron.

“Nanook era nada menos que la versión moderna de Lassie de Alaska”, dijo el teniente.

El teniente Eric y el piloto Tab Burnett, encontraron a Amelia mojada y herida junto al río, acompañada del perro de pelaje blanco. Ambos fueron trasladados en helicóptero a Anchorage, donde Amelia recibió tratamiento por golpes y magulladuras. Afortunadamente nada serio.

Al principio, los soldados pensaron que el perro era de Amelia, pero luego vieron la etiqueta que usa Nanook y supieron que le pertenecía a Scott Swift.

“A mitad del vuelo, descubrimos que el perro no era suyo”, dijo Eric.

El can suele ir con frecuencia por el sendero de Crow Pass Trail, de 24 millas de largo, que comienza a media milla de su casa en Girdwood, tanto que su dueño grabó su collar con el título “Perro guía de Crow Pass”. Es algo que ha estado haciendo durante años, dijo. Lo que ignoraba era que su perro se dedicaba a rescatar personas.

Nanook no fue entrenado para ser un perro de rescate. Scott lo adoptó en un evento de adopción de mascotas en un estacionamiento.

“Creo que el perro es un ángel guardián”, dijo Amelia.

Fue hace poco que Scott descubrió que su perro estaba haciendo mucho más que hacer compañía a los excursionistas. Estaba salvando vidas.

“Esta es la segunda vez que escucho que ha salvado a alguien de ahogarse en ese río”, dijo Scott.

A los pocos días, de hacer pública esta noticia, a través de Facebook se escuchó docenas de historias de otras personas a las que había ayudado.

“Fue agradable sacar a alguien vivo y bien”, dijo el teniente Scott. Fue la tercera vez en dos días que los soldados lanzaron un helicóptero, y este fue el único que tuvo un resultado positivo.

Wtop

Amelia tiene algunos moretones, pero está bien y le gustaría regresar para terminar su caminata, aunque con más compañía. “Puedo hacer eso con un amigo…Y tal vez sea posible con Nanook”.

“Le dije varias veces que lo amo y que nunca lo olvidaré”, ahora los une un vínculo muy especial.

Comparte esta emotiva historia con tus amigos, por nuestros héroes de siempre.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!