Un cachorro atrapado en un río helado muestra infinitamente su gratitud al hombre que lo salvó

Cluj es un municipio de Rumania que se ubica en torno al valle Someşul Mic. En primavera la nieve comienza a derretirse y los ríos quedan sumamente fríos. Este fue el caso del río Someşul Mic, cuyas aguas estaban casi heladas cuando un perrito mestizo de husky quedó allí atrapado

El perrito comenzó a aullar para pedir ayuda.

Un video captó el momento en que el perrito hace todo lo que puede para intentar salir del agua que se encuentra a temperaturas sumamente bajas. En medio del frío comienza a nadar con dificultad e intenta dirigirse hacia una parte por donde pueda salir del río. Pero la salida es demasiado alta para él y no logra salir por sus propios medios.

Nadie podía explicarse cómo el perro había llegado a verse en una situación tan peligrosa.

Por suerte, algunos pescadores se encontraban en la zona y escucharon los desesperados gritos del perrito pidiendo ayuda. Ahora debían concentrarse en sacarlo del agua helada antes de que fuese demasiado tarde.

En Rumania la temperatura máxima en invierno es de solo 2º C.

Uno de los pescadores no lo pensó dos veces y, a pesar del frío, se quitó su calzado para poder meterse a ayudar al perro. Se sumergió en el agua y desde allí comienza a acercarse al perrito para tratar de ayudarlo a conseguir la mejor salida.

Un perro entra en estado de hipotermia si su temperatura corporal desciende de los 32º C y en el agua fría eso ocurre muy rápido.

El perrito se encontraba muy nervioso; y no es hasta que lo alzan que logran trasladarlo fuera del río. Lo toman del cuello, como si fuera un cachorro, para poder trasladarlo y sacarlo del frío a toda costa.

Si la hipotermia continúa por debajo de los 28º C es muy probable que se produzca un paro cardíaco.

Muchas personas indican que es peligroso tomar a un perro adulto de esta zona, pero gracias a esta medida el husky pudo ser rescatado; y por suerte no sufrió ningún daño. Una vez que el pescador tomó al perro, lo trasladó hasta otra zona del río en donde uno de sus compañeros lo estaba esperando con los brazos abiertos para sacarlo finalmente del agua.

Los héroes que rescataron al perrito aún permanecen anónimos.

Daily Mail

Una vez que fue rescatado, el perrito no podía ocultar su alegría y comenzó a correr sin parar por todos lados. Sólo se detuvo para darle unos buenos besos a sus salvadores en señal de un tierno agradecimiento. El pequeño se siente tan feliz que no puede parar de menear su cola.

El conmovedor rescate recorrió todos los medios locales de Rumania.

La emotiva alegría del husky es una muestra más del enorme corazón de los animales y cómo no dudan en expresar su gratitud y alegría con unos inolvidables besos.

Te invitamos a compartir este adorable video para recordar la incalculable recompensa que recibimos cada vez que ayudamos a un perrito en apuros.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!