Un perro nada más de 10 km para reunirse con sus dueños tras caerse accidentalmente de un bote

El sorprendente caso de un cachorro de 10 meses conmovió hasta las lágrimas a sus dueños, cuando después de caer accidentalmente de un bote, nadó cerca de 10 kilómetros para reencontrarse con ellos.

Esta mascota, un pastor belga malinois llamada Rylee, atravesó 10 kilómetros del lago Michigan, uno de los 5 lagos más grandes de Estados Unidos para después recorrer aproximadamente 19 kilómetros de bosque y finalmente reencontrarse con sus dueños, el Sr. Y la Sra. Casas.

El inesperado asunto ocurrió un apacible domingo por la mañana, en que la pareja estaba atravesando el lago en su bote. Una falla ocasionó problemas en la maquinaria y Edward bajó a revisar, mientras su esposa dirigía el bote. De repente, al regresar no pudieron encontrar a Rylee en ningún lugar del bote, ya que al parecer había caído por la borda.

“Nos ausentamos sólo 10 minutos y cuando regresamos, simplemente no lo conseguimos en ningún lugar del bote ni en el agua”, explicó Casas lleno de angustia. En ese momento, los esposos alertaron por radio para pedir ayuda. También se pusieron en contacto con Lynn Fiedor directora de un grupo de voluntarios llamado Lost Dog Search Team, que les ayudó a localizar a Rylee.

A la mañana siguiente de dar la alarma, la pareja recibió el aviso de que un cachorro había sido visto dirigiéndose a un campamento y de inmediato condujeron al sitio después de tomar prestado el camión de un capitán del puerto local.

Los Casas se estacionaron y Lynn les aconsejó que marcaran con su olor el vehículo y que colocaran la comida y los juguetes del perro. Casas comenzó a chirriar uno de los juguetes de Rylee y finalmente salió de los árboles para reunirse con su familia.

Edward, conmovido dijo a los medios: “déjenme decirles que no soy el tipo de persona que llora, pero oh, esto me hizo llorar”. También agregó, “estoy muy orgulloso de nuestro perro y agradecido por la ayuda de Lynn”.

Para la directora del grupo Lost Dog Search Team, no había ninguna duda de que el inteligente cachorro encontraría el camino de regreso, después de enterarse de que Rylee estaba siendo entrenado como perro de búsqueda y rescate.

La raza de pastores belga malinois, cuyo nombre hace referencia a la ciudad belga de Manila, es muy apreciada por adiestradores de perros, por sus aptitudes como guardianes de rebaño y tenacidad para ser protectores. También es utilizado por la milicia y cuerpos de seguridad alrededor del mundo, debido a sus buenas cualidades, habilidades y disposición para el trabajo.

ABC News

Para Rylee resultó ser el mejor momento para hacer valer su entrenamiento y a su raza de perros guardianes. Sus habilidades innatas le sirvieron para recuperar a su familia tras tan larga travesía. Este resulta ser un caso muy conmovedor de lealtad por parte de este noble animal hacia sus dueños.

Comparte el inspirador relato de este peludo con todos tus amigos. ¡Seguramente más de uno se conmoverá también!

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!