Perro se sienta junto a su dueña a esperar el transporte escolar y la cuida como a sus cachorros

Cuando invitamos a un perro a compartir su vida con nosotros, hemos de tener en cuenta que no es un ser humano, no es un bebé con cuatro patas y mucho pelo, ni tampoco es un niño. Absolutamente todos los perros tienen instintos y este que te voy a presentar en esta historia, es todo un celoso guardián de la seguridad de su familia.

Todos sabemos, o incluso hemos sufrido la inseguridad que aqueja a las sociedades de hoy en día. El destino en manos de ladrones es algo de lo que nadie escapa, sin embargo, una familia compuesta por una pareja y su pequeña niña, ya no tienen que preocuparse de que les ocurra alguna tragedia.

Pacientemente esperando junto a su humanita cada día en el mismo lugar

Y es que su perro siempre está alerta, pendiente de cualquier detalle o irregularidad que pueda afectar a la bebé, y sus acciones han sido captadas en video y publicadas por los medios de comunicación, en donde se puede apreciar lo bien adiestrado que está este can y su instinto protector.

El diligente y activo animal, sale todos los días a la entrada de la casa y se sienta cómodamente, pero vigilante, a esperar que el transporte escolar llegue al domicilio, siempre atento de su pequeña, a quien no abandona, ni deja de monitorear como si fuera su cría, hasta que el transporte de la escuela vaya por ella y se marche.

Se cerciora de que el transporte llegue, que la niña se monte y, solo después, se retira. Buen chico”, aseguró la madre.

Resulta curioso, pero el instinto de guarda se da, sobre todo, en perros cuyas edades ya alcanzan la adultez, o en una adolescencia madura. Es natural que una mascota vaya a donde va su ser querido, lo que sí no es común, es ver a un perro sentarse a velar con tanto celo y dedicación a alguien, y solo irse una vez que considera que su humano está fuera de peligro.

El Guardián no se mueve hasta que la pequeña sube al transporte escolar y las puertas se cierran completamente

Sin embargo, no hay que confundir el instinto de guarda con el instinto de territorio, ya que este puede darse, tanto con el territorio, como con objetos o, como en el caso de hoy, con las personas.

Los perros no solo se dan cuenta de lo que sienten sus humanos, sino que, si los ven en riesgo y tienen alguna manera de ayudarlos, lo harán cruzando cualquier barrera, sin detenerse.

“Los que tienen perros saben y pueden decir que sus mascotas no solo conocen sus emociones, sino que, como Lassie, si ven a sus amos en peligro, correrán para actuar sin dudarlo”, afirmó un espectador.

Sin más que agregar, este relato es solo una muestra de todo lo que pueden hacer estas maravillosas criaturas sin esperar nada a cambio más que el amor, el cuidado y la dedicación que le debemos a estos extraordinarios seres que no dejan de enseñarnos valiosas lecciones.

Comparte esta historia con tus seres queridos y ama y agradece todo el cariño que las mascotas sienten por nosotros. Ellas siempre colocan a la familia por encima de todo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!