La divertida respuesta de un gato tras el estrepitoso pedo de un perro mientras duerme

La fama de que perros y gatos no se llevan bien parece haberse extendido por el mundo entero. Pero ciertamente, en la mayoría de los casos no deja de ser eso: una mala reputación. Ya que muchos de ellos pueden convivir en paz y armonía sin que sus diferencias pueda enturbiar su relación, especialmente si conviven en un hogar día y noche.

Ahora, eso no quiere decir que si algún aspecto del comportamiento de su amigo le molesta, el otro no tenga el menor reparo en hacérselo saber. Es lo que pasa con este adorable minino, que al parecer encuentra del todo desagradable las malas costumbres de su amigo perruno y no tiene problema con darle la mejor lección para que en lo sucesivo no lo repita.

Su dueño grabó el momento en que su perro tomaba una deliciosa siesta en la cama más cómoda de la casa, cuando el gato totalmente despierto simplemente lo contemplaba dormir plácidamente.

En el vídeo se puede ver cómo el gato todavía permanece despierto atento a su amigo perruno que ya ha entrado en un profundo sueño.

Pero todos sabemos que muchas cosas pueden suceder mientras dormimos, y muchas de ellas lamentablemente se escapan a nuestro control, especialmente aquellas que tienen que ver con la fisiología de nuestro orgnanismo, como las irremediables «flatulencias».

Es entonces cuando la cámara capta lo que deja en evidencia al pobre perro: un sonido muy sospechoso que suena como un pedo. Pero la verdad es que aunque hay algunos que pueden pasar desapercibidos, este sí que es totalmente evidente, especialmente para el gato que no está dispuesto a soportar en sus narices que el perro siga soltando sus desagradables gases.

El minino, totalmente absorto, decide dejar claro su desagrado por las flatulencias del perro.

¡Esto es demasiado para el gato!… E inmediatamente decide darle un buen golpe en la cabeza al perro para ver si así se da cuenta de cuánto le molesta. Y sobre todo, para ver si surte efecto y logra que no lo repita en el futuro.

El gato cae a golpes al perro que duerme plácidamente.

El vídeo tiene más de un millón de reproducciones y es lo más divertido que podrás ver hoy:

Encima, como si no fuera con él, el perro se despierta con el golpe sin entender siquiera por qué el gato osa en interrumpir su plácido sueño. Mira un poco a su alrededor y después vuelve a lo suyo… Pero el gatito no pierde la fe de que ya las flatulencias hayan desaparecido para ahora sí poder descansar sin esos sonidos extraños en sus narices.

Youtube

Si te has divertido tanto como nosotros con este vídeo, no dejes de compartirlo en tus redes y alégrales el día a tus amigos.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!