Perrita vieja abandonada se esconde debajo del auto porque no tenía a dónde ir

Muchas veces nos escucharás reflexionar acerca de la importancia de comprometernos con los animalitos a los cuales adoptamos. Tener a un perro o a un gato en casa, es un compromiso especial, amoroso, que no tiene fecha de caducidad.

Enlaces patrocinados

No nos agradan las noticias en las cuales sabemos de familias que dejan atrás a sus mascotas. ¡Sabemos de sobra que en determinados momentos no hay otra alternativa, pero hay formas de hacerlo correctamente!

Amelia encontró este vehículo como único refugio tras su abandono

Dejar a los animales que nos aman y que confían en nosotros a su suerte, en las calles, no es una alternativa justa. Es irresponsable, cruel y por desgracia, noticias de este tipo abundan.

Por esta razón, surgen anécdotas como la que compartiremos contigo el día de hoy, en la que un perro, anciano además, se vio a su suerte en las calles luego de que había compartido buena parte de su vida con una familia que no dudó en abandonarlo.

Este pastor alemán anciano y abandonado no tenía a dónde ir, por lo que simplemente se escondió debajo de un automóvil. No sabía cómo defenderse, estaba aterrado ante la presencia de otros animales o personas, así que… ¿qué otra cosa podría hacer?

Enlaces patrocinados

Fue precisamente así, oculto y atemorizado, como los voluntarios de Hope For Paws dieron con el perrito cuando llegaron al lugar donde otras personas lo habían visto, dispuestos a rescatarlo.

Lisa supo cómo ganarse, de a poco, la confianza de esta dulce niña

Pronto descubrieron que el animalito era en realidad una perrita de mirada muy dulce y expresión asustada. Ella estaba mirando abatida por debajo del vehículo, pero se puede decir, por sus ojos, que tenía hambre, además de deseos de recibir amor y atención.

Eldad Hagar y Lisa Arturo, las dos personas que acudieron al llamado, sabían de sobra cómo tenían que proceder para ganarse el afecto y la confianza de esta peludita… ¡Bastaba con una deliciosa hamburguesa para ayudarla a cambiar de opinión!

Dócil, amorosa y colaboradora, fue muy fácil sacarla de las calles y ponerla en vía a un futuro mejor

Enlaces patrocinados

De a trocito en trocito, Lisa consiguió que la chiquilla saliera de debajo de ese automóvil donde permanecía paralizada y una vez fuera, se dio cuenta de que Amelia (que fue el nombre que recibió la perrita más tarde) no había perdido del todo la confianza en las personas.

Fue una suerte que la peluda se prestara a colaborar, porque a pesar de su edad y de haber sido abandonada por sus seres más queridos, aún tenía mucho afecto para dar. Ahora se encuentra en las mejores manos, desde luego a la espera de una familia que decida conservarla entre ellos por siempre… ¡Sabemos que lo conseguirá!

Más animada y en compañía de las personas indicadas, espera por su adopción

Enlaces patrocinados

Es indignante saber que algunas personas consideran como mejor opción abandonar a sus mascotas a su suerte, así que comparte esta noticia para educar a otros sobre el compromiso de hacerse cargo de un perro o un gato

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!