Después de pasar toda su vida encadenados, estos perros por fin sintieron la libertad

Mama y Oreo son dos perros que viven en un barrio muy pobre, no cuentan con espacio para correr con libertad y solo tienen una casita en la que han permanecido encadenados casi toda su vida.

historia-de-perros-encadenados1

Ellos fueron rescatados por Belinda, una mujer anciana cuando sus vecinos los abandonaron y hace lo que puede por ellos, incluso en su precaria situación.

¡Es muy triste!

historia-de-perros-encadenados2

Pero un contacto con Lori Hensley, directora de operaciones de un grupo llamado «Coalition to Un-chain Dogs» (Coalición para desencadenar a los perros), cambiaría su destino.

historia-de-perros-encadenados12

Este gran equipo decidió intervenir, como la unión hace la fuerza, construyó un espacio increíble para estos perros, donde pueden estar más a gusto.

historia-de-perros-encadenados9

Mama y Oreo no se imaginaban lo cerca que estaban de ser felices, de correr y disfrutar de su libertad

historia-de-perros-encadenados5

Sus miradas eran demasiado tristes, no es justo que hayan pasado tantos días así, aunque su dueña hacía lo posible para cuidarlos

historia-de-perros-encadenados3

Pero este grupo de héroes no iban a permitir que estos perros sigan viviendo presos de la angustia y la tristeza, y se pusieron a trabajar duro para hacer lo que esté a su alcance para ayudarlos.

historia-de-perros-encadenados6

¡Finalmente eran libres! Y tenían un espacio cómodo y seguro para compartir

historia-de-perros-encadenados4

Esta organización ofrece servicios especiales para mascotas de forma gratuita en Carolina del Norte y trabajan para garantizar los derechos y protección de los animales.

Se dedican especialmente a mejorar la calidad de vida de los perros que viven en zonas desatendidas, desatan a perros encadenados, ofrecen servicios de esterilización, castración y vacunación entre otros.

También reparten correas, alimentos e insumos para animales que los necesitan.

historia-de-perros-encadenados11

“Hemos construido una cerca para Belinda y sus perros, les colocamos paja porque Belinda vive sola en uno de los barrios más pobres y marginados de Durham y no tiene vehículo. No tiene acceso a una tienda de comida o de animales, pero sus perros estarán bien alimentados y llenos de amor”.

Los dos perritos han sido vacunados y esterilizados y ahora pueden jugar con total tranquilidad

historia-de-perros-encadenados8

Un vecino de Belinda también solicitó apoyo para sus perros, las personas de la comunidad reconocieron la gran labor de esta organización y ellos están felices de haber llegado allí a ofrecerles su ayuda.

historia-de-perros-encadenados10

Cuando haga más frío, ellos se han ofrecido a llevarles más paja a los perros. Antes eran tímidos y aprehensivos pero todo cambió desde que están libres y cómodos.

En este video puedes conocer más detalles de la emotiva historia de Mama y Oreo, que nos devuelve la fe en la humanidad. ¡Te advertimos que podrías llorar!:

¡No dejes de compartir este conmovedor rescate con tus amigos! Siempre hay gente que necesita ayuda.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!