Perros leales llevan días esperando en el lugar en que su familia está enterrada tras un deslave

Cuando ocurren grandes catástrofes naturales las noticias abundan, muchos medios se encargan de publicar las pérdidas humanas y materiales que dejan estos hechos lamentables pero detrás de estas tragedias hay siempre historias muy emotivas.

En esta ocasión, se trata de dos perritos muy leales que no se apartan del lugar donde perecieron sus dueños de modo inesperado.

En Pettimala, Munnar (India), las lluvias han causado grandes estragos durante este mes. El mal clima causó que azota el lugar y las zonas aledañas desencadenó inundaciones y deslaves que han dejado a decenas de familia sin hogar.

Peor aún, los bomberos debieron trabajar arduamente por sacar a personas sepultadas entre los escombros y todo el lodo que ha suscitado el mal tiempo.

Los rescatistas trabajan por sacar a las víctimas.

El peor de los deslaves sucedió el viernes 7 de agosto y desde ese momento, muchas personas esperan saber qué sucedió con sus familiares pero no sólo los humanos están orando por una buena noticia.

Aunque los días han pasado, en el lugar aún hay dos perritos que no se cansan de esperar por el retorno de sus dueños. Estos amiguitos de cuatro patas tienen sorprendidos a todos los recatistas, pues desde el primer día han permanecido en una zona en la que aparentemente estuvo la vivienda de una familia.

La lealtad de estos peludos es infinita.

Unas 82 personas vivían en el alojamiento de los trabajadores de las plantaciones de té de la finca Pettimudi, propiedad del Grupo Tata, en el cual ocurrió el deslave. Se presume que alguna de estos empleados era el dueño de los peludos que no se han alejado y se la pasan escarbando en los montículos de tierra desesperadamente.

Los bomberos han ofrecido alimento para intentar distraerlos y llevarlos a un lugar seguro pero los perritos no se dejan atrapar, se niegan a alejarse del lugar.

Este perro bautizado como Koovi ayudó a encontrar los restos mortales de una niña llamada Dhanushka.

«Estuve allí en el lugar mientras se recuperaba el cuerpo de Dhanushka. El perro parecía estar molesto. Hay un puente llamado Puente Cemet […] el perro captó el olor y ayudó a los rescatistas a encontrar el cuerpo del bebé «, dijo el diputado de Idukki Dean Kuriakose.

Desde que la historia fue compartida por un medio local, algunas personas se han ofrecido a adoptar a los canes pero ellos se niegan a alejarse de su familia.En su corazón aún existe la esperanza de que hayan sobrevivido, así que apenas alguien los aleja un poco de la zona de la catástrofe ellos insisten en volver.

Por su parte, los rescatistas intentan mantenerlos a salvo mientras continúan con sus labores. Hasta la fecha, al menos 12 personas han sido rescatadas de los escombros pero también han hallado 55 cuerpos, entre ellos los de 9 menores.

Esta escena es desgarradora pero Koovi y su compañero no se rinden.

Todos desearían que los dueños de estos perritos puedan aparecer con vida, aunque las posibilidades sean tan poco probables. De igual modo, los animales mantienen viva la esperanza y ese sentimiento se lo han transmitido a  todo el equipo de rescate. Esperamos el operativo siga realizándose con el mayor de los éxitos y los perritos puedan volver a su hogar.

Sin duda los dos perros son un gran ejemplo de lealtad, comparte esta historia y ayúdanos a orar por ellos y todo los afectados de esta tragedia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!