Rescatan a las víctimas de un accidente de tráfico pero dejan a los perros amarrados al vehículo

Los accidentes en vehículos a gran velocidad y en largas autopistas generalmente traen serias consecuencias. Muy cerca de la pequeña comunidad de Dannstandt, en la región alemana de Rheinland-Pfalz, ocurrió el volcamiento de un vehículo en el que viajaban una pareja y sus tres perros.

Uno de ellos, el más pequeño, lamentablemente perdió la vida. Las otras dos mascotas se salvaron y sus dueños fueron trasladados al hospital después del accidente.

Si bien rápidamente en una ambulancia prestaron atención médica y trasladaron a las personas que estaban dentro del automóvil, a los caninos los dejaron atados y a la intemperie.

Los pobres perros, de un bello pelaje blanco, pasaron un frío terrible, tenían el cuerpo entumecido y tembloroso debido a las bajas temperaturas invernales.

“Miré dentro del vehículo y no vi ninguna correa que asegurara a los perros o alguna caja que se utilizara para transportarlos”, dijo un lugareño que fue testigo del hecho a los medios locales.

Hay evidencia fotográfica donde vemos a dos hermosos perros de orejas largas sujetos por una cadena a una de las puertas del auto volcado. Sus expresiones son de resignación y agotamiento.

Quedaron olvidados como si no fueran seres vivos. Hasta ahora se desconoce el tiempo que debieron esperar para que algún familiar de sus dueños viniera a recogerlos.

Es conmovedor ver a los perritos esperando que alguien los ayude tras una experiencia tan trágica, en medio del temor y del frío

Es increíble que las personas que estuvieron cerca del accidente no se sensibilizaran ante las mascotas que también necesitaban ayuda. Los animales, al igual que las personas, se vieron muy afectados por lo sucedido.

Como ya sabemos, numerosos estudios demuestran que ellos también sufren daños psicológicos después de una situación difícil. Pudieron haber muerto igual que su hermano menor.

«Después de sufrir traumas psicológicos, los animales nunca vuelven a ser los mismos», señaló una veterinaria que supo del caso.

Algunas mascotas que han sufrido una situación estresante o violenta, pueden presentar síntomas como pérdida del apetito por largos períodos, depresión, inactividad, nerviosismo.

Otras tienden a molestarse, a esconderse o a reaccionar con miedo ante el tacto o los ruidos. El tratamiento, en general, puede ser prolongado hasta superar el incidente.

Las vidas humanas son importantes, pero si en verdad amamos a nuestras mascotas, no debemos ser indiferentes ante su dolor. Tal vez tú, si hubieses presenciado el accidente, habrías llevado a los perros sobrevivientes lo antes posible a un veterinario para comprobar su estado de salud.

Lo que nunca se debió hacer fue tomar la decisión de amarrarlos al vehículo para que no se perdieran, mucho menos abandonarlos a que se murieran de frío. Seguramente ellos hubieran esperado fielmente en el mismo lugar a sus dueños.

Los animales merecen nuestro amor y protección sin importar las condiciones, ojalá que todos supieran valorar y agradecer su lealtad. Comparte esta emotiva noticia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!