Persigue desesperadamente a su dueña tras darse cuenta demasiado tarde que la abandonó

Considerar tener una mascota implica asumir una serie de responsabilidades, casi tan igual que cuando una pareja decide traer un bebé al mundo. Cuando ya conviven con el animalito, se dan cuenta que no es de su agrado y tristemente se quieren deshacer de él como si de una cosa desechable se tratara.

Pero incluso aunque ese es un acto cruel porque no harán más que destrozar el corazón de un perrito inocente, existen muchas vías antes que tirarlo a su suerte.

Una pareja de jubilados de Springfield, Missouri, Glenn y Beverly Blake, no podían dar crédito a lo que grabaron las cámaras de vigilancia afuera de su propiedad, e inmediatamente contactaron a la Policía.

Vieron cómo una mujer que conducía una SUV blanca, estacionaba su auto para luego arrancar a toda velocidad, dejando a su perrita a su suerte en medio camino, desolada y sin que pudiera entender nada.

La pareja publicó el video en las redes sociales pidiendo ayuda a la comunidad para identificar a la desalmada dueña:

Se trataba de una hermosa perrita mezcla de labrador, llamada Honey

Honey pensó que subirse en el auto significaría dar un divertido paseo junto a su humana. No era capaz de imaginar que estaba a punto de ser abandonada.

En el video se puede ver cómo la mujer se detiene en una entrada de un camino de tierra prácticamente abandonado, como si quisiera que nadie encontrara a la pobre Honey. Luego retrocede y se baja del auto, para dirigirse hacia el maletero y sacar algo.

En ese momento se ve cómo se le cae algo al suelo y lo recoge. Para entonces ya se puede ver a la perrita agitando la cola junto a su dueña. Probablemente, pensó que le tendría algún juguete o algo de agua para refrescarla durante una caminata.

Pero nada más lejos que eso, enseguida la mujer se aproxima a la puerta del conductor, ingresa a la SUV, cierra la puerta y se va.

Lo peor es que Honey se queda oliendo la hierba, para cuando se da cuenta que su dueña la abandonó ya era demasiado tarde.

La despiadada mujer arrancó dejando atrás una nube de polvo y a su perrita corriendo detrás del vehículo  lo más rápido que podía

La Policía se hizo cargo del lamentable caso de abandono y la perrita fue llevada a una organización de rescate llamada Rescue One.

Allí descubrieron que se llamaba Honey, y que su dueña era Ashley Nicole Devine, una joven de 26 años de edad.

Se quedaron con el corazón destrozado al ver el estado de deshidratación con el que llegó la peluda, además tenía las patitas completamente quemadas de tanto correr sobre el pavimento hirviendo. Sabe Dios cuánto tuvo que haber corrido, con la esperanza de alcanzar a esa horrible mujer.

En Rescue One la llamaron Hope (Esperanza)

La pequeña pronto fue puesta en un hogar de acogida, donde ha pasado días felices junto a otro perrito de su misma raza. Mientras tanto, al refugio le han llovido solicitudes de adopción, y ahora están analizando minuciosamente cada una para asegurarse que no le vuelva a pasar lo mismo y vaya al hogar que merece.

Por suerte, la dueña fue arrestada y acusada de un delito menor de abandono animal, ya que en Missouri es ilegal abandonar una mascota.

Nos alegramos que este lamentable caso de abandono haya tenido un final así, nos deja claro la importancia que tiene denunciar para crear conciencia y que los desalmados paguen por su crueldad.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!